China enviará insectos y plantas este año a una zona inexplorada de la Luna

La investigación pretende crear un ecosistema para probar los efectos de la gravedad lunar en insectos y plantas

La nueva misión China se adentra en la cara oculta de la Luna. /

La Luna vuelve a estar en el centro de todas las miradas. Después de que Estados Unidos firmara una declaración para enviar una misión tripulada a nuestro satélite con el objetivo de prepararse de cara a una futura misión a Marte, varias son las agencias que aprovecharán este año para realizar pruebas en la Luna.

Entre ellas destaca, tal y como informa Science Alert, la misión Chang’e de China. Una misión que tiene como objetivo examinar las zonas menos conocidas del satélite y demostrar el proceso de crecimiento de plantas y animales en la Luna. Para ello, la agencia enviará un orbitador el próximo mes de junio y un módulo de aterrizaje en diciembre que incluirá un contenedor con plantas y animales.

Un ecosistema en la cara oculta de la Luna

Gracias a esta misión, la agencia china podrá recabar valiosos datos y experiencias de cara al futuro establecimiento de bases ecológicas tanto en la Luna como en otros planetas del Sistema Solar. El diseñador jefe del contenedor, Zhang Yuanxun, explica que el objetivo principal es el de establecer un ecosistema simple en la Luna

"El contenedor enviará patatas, semillas de arabidopsis y huevos de gusano de seda a la superficie de la Luna. Los gusanos pueden producir dióxido de carbono, mientras que las papas y las semillas emiten oxígeno a través de la fotosíntesis. Juntos pueden establecer un ecosistema simple en la Luna.", explica Yuanxun.

Misión: descubrir los secretos de la cara oculta de la Luna

Por otro lado, esta misión servirá para explorar la cara oculta del satélite. La agencia enviará el contenedor a la denominada Cuenca del Polo Sur-Aitken. Una zona con 2.500 kilómetros de diámetro y 13 kilómetros de profundidad, considerada como la cuenta de impacto más grande de la Luna. Además de estudiar sobre el terreno local, esta misión también servirá para comprobar si los organismos terrestres pueden crecer y prosperar con la gravedad lunar. Tras encontrar hielo de agua en 2008, esta cuenca ha sido considerada como "el lugar ideal para establecer una base lunar".

La gravedad en nuestro satélite es aproximadamente del 16% respecto a la gravedad de la Tierra. Por el momento, estudios realizados a bordo de la Estación Espacial Internacional (ISS) han revelado que la exposición prolongada a la microgravedad puede tener efectos sobre la salud. Por lo tanto, este contenedor podrá revelar nuevos datos sobre los efectos a largo plazo de la gravedad lunar en plantas y animales.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?