¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

EEUU retira la protección a 200.000 salvadoreños y abre la puerta a su deportación

Se abre un período de 18 meses para que los inmigrantes puedan conseguir un permiso legal o abandonar el país

Trump da a 200 mil salvadoreños un plazo de año y medio para conseguir la residencia legal o salir del país. / ATLAS

El Gobierno de El Salvador cifra en 195.000 los salvadoreños con Estatus de Protección Temporal (TPS), frente al número de 263.282 que ofreció este lunes Estados Unidos, y confía en que el Congreso apruebe una ley para que puedan quedarse en ese país tras la cancelación del programa en septiembre de 2019.

El ministro salvadoreño de Exteriores, Hugo Martínez, dijo hoy, preguntado por Efe, que la cifra de 263.282 era la de los inscritos cuando se otorgó el programa, tras los devastadores terremotos de enero y febrero de 2001, y que ha ido decreciendo a media que algunos beneficiados han obtenido otro estatus o han perdido el permiso.

El ministro, que ofreció una teleconferencia desde El Salvador a la prensa en Washington, anunció que su Gobierno trabajará ahora para conseguir que el Congreso estadounidense apruebe una ley que dé protección permanente a estos salvadoreños "antes de marzo de 2019".

Al mismo tiempo, el Gobierno salvadoreño preparará las condiciones para la vuelta de sus nacionales emigrados con programas de trabajo y reinserción escolar, aunque su objetivo, insistió el canciller, es que los salvadoreños con TPS puedan quedarse en EE.UU.

Martínez trató de dar la vuelta a la dura medida tomada por Estados Unidos al presentarla no como una cancelación sino como "una prórroga de 18 meses". Sin embargo, el Departamento de Seguridad Nacional (DHS) estadounidense dejó claro hoy en su anuncio que con este paso ponen fin al TPS al considerar que ya no existen las condiciones de su concesión (los daños de los seísmos) y que El Salvador ya está preparado para acoger a sus nacionales emigrados.

El DHS indicó que el plazo de 18 meses trata simplemente de dar un margen para que los afectados intenten regularizar su situación por otra vía o preparar su vuelta a un país en el que la mayoría no vive hace al menos 20 años.

Algunos de los salvadoreños con TPS podrán quedarse en EE.UU. de manera legal gracias a sus hijos mayores de 21 años; hay 192.700 ciudadanos estadounidenses cuyos padres son salvadoreños con TPS.

Otra vía por la que algunos podrán regularizar su situación es a través de sus esposos y esposas, si éstos son ciudadanos estadounidenses, tienen residencia permanente o una visa que les permita dar protección a su pareja.

Por el momento, tienen que atentos al anuncio de la reinscripción que deben hacer para poder vivir y trabajar en EE.UU. en estos 18 meses que faltan para que se cancele su programa. Martínez urgió a los salvadoreños a que preparen este trámite y "estén tranquilos" porque en este tiempo "nadie puede decirles que deben salir del país

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?