¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

IU emplaza a Podemos a negociar antes de Semana Santa una nueva confluencia para las autonómicas y municipales

  • En el informe que presentará el sábado ante la dirección de IU y al que ha tenido acceso la SER, Alberto Garzón alerta sobre el preocupante desgaste de Podemos frente a la mayor estabilidad de Izquierda Unida dentro de la alianza y reclama una "visibilidad justa" de todos los actores en las listas
  • IU supedita la confluencia al programa y fórmulas de elección "de radicalidad democrática", para evitar dedazos desde la cúpula en la designación de candidatos y someterá cualquier decisión a referéndum de sus bases
  • Garzón censura la estrategia en las catalanas: "el cambio de acento se ha producido tarde y sin la existencia de un relato homogéneo mantenido en el tiempo"

En pleno declive del espacio de Unidos Podemos según las encuestas, Izquierda Unida advierte un "preocupante desgaste de su aliado" y emplaza a la formación de Pablo Iglesias a concretar cuanto antes las fórmulas de confluencia electoral de cara a las autonómicas y municipales de 2019, reclamando una visibilidad más justa de la coalición en una alianza que insta a abordar para afrontar un nuevo contexto. Así figura en el informe que Alberto Garzón someterá a debate y votación el próximo sábado en la Coordinadora Federal de IU, y a cuyo borrador ha tenido acceso la Cadena SER.

En el documento, el líder de Izquierda Unida insta a Podemos a definir esos procesos de confluencia dentro del primer trimestre de este año. "La militancia de IU exige claridad sobre el futuro, y nuestra apuesta por la confluencia es tan firme como mayoritaria. Pero es necesario que empiece a concretarse el cómo lo antes posible para beneficio de la izquierda y como una rápida reacción ante el nuevo contexto", señala Garzón que también reclama una "visibilidad justa de todos los actores" en la elaboración de unas alianzas y candidaturas electorales basadas en los programas.

En su ánalisis, Garzón remarca la preocupación por el retroceso del espacio político de Unidos Podemos, que apuntan tanto el CIS como diversos estudios demoscópicos, pero traza una línea divisoria entre Podemos e Izquierda Unida al señalar que, según estas mismas encuestas, "en el marco de esta alianza la simpatía hacia Podemos ha descendido de forma significativa en los dos últimos años, mientras que la de IU se ha mantenido estable en niveles más bajos". Garzón apunta que "esto no es un indicador de cómo se distribuirían los apoyos en una hipotética competición electoral, pero refleja un cierto y preocupante desgaste de nuestro aliado. Estos elementos deben constituir el fundamento de nuesta apuesta política, no pudiendo ignorarse en ningún caso".

Garzón pone en valor así la aportación de IU a la confluencia a la hora de negociar alianzas electorales para las municipales de 2019, habida cuenta de la implantación de IU en el ámbito local bien en solitario o en plataformas de unidad popular. Unas fórmulas de confluencia que según el líder de IU, deben obedecer a "criterios de radicalidad democrática", una velada referencia a las primarias, aunque el informe no las cita expresamente y a los recelos en Izquierda Unida ante posibles dedazos por parte de Podemos en la designación de cabezas de lista en  comunidades y ayuntamientos. Garzón defiende un trabajo colectivo desde la base para fraguar esas alianzas.

IU, que aprovechará su próxima Asamblea Político y Social para celebrar un debate monográfico sobre los tipos de confluencia, someterá a la ratificación de sus bases cualquier "acuerdo-marco" de confluencia al que pudiera llegar con Podemos u otras fuerzas políticas.

Garzón censura la estrategia en las catalanas

El informe político de Alberto Garzón incluye también un análisis sobre Cataluña no exento de críticas a la estrategia electoral. Aunque el líder de IU defiende la posición política durante la campaña llevada a cabo por el espacio de Catalunya en Comú Podem y su candidato,  Xavi Domènech, acentuando el conflicto de clase y la cuestión social cree que "el cambio de acento se ha producido demasiado tarde y sin la existencia de un relato homogéneo mantenido en el tiempo. No se trata sólo de situar la cuestión social encima de la mesa sino también de ofrecer una propuesta clara y en positivo a la cuestión territorial y que todo ello sea coherente en el tiempo".

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?