Los acusados de incendiar las calles durante el procés declaran ante el juez Llarena

Sànchez, Cuixart y Forn comparecen mañana a petición propia ante el juez Llarena: hasta el momento, tanto la Fiscalía como la Guardia Civil como el propio magistrado les acusan de promover altercados violentos el 20 de septiembre y el 1 de octubre

El expresidente de la ANC, Jordi Sánchez (i-abajo), el presidente de Omnium, Jordi Cuixart (d-abajo) y varios diputados ante la sede de la consellería de Economía / ()

Este jueves declaran en el Tribunal Supremo las tres personas acusadas de promover y permitir los altercados violentos desatados en Catalunya entre septiembre y octubre: Jordi Sànchez, Jordi Cuixart y Joaquim Forn comparecen a petición propia ante el juez instructor Pablo Llarena a partir de las nueve y media de la mañana, trasladados desde las cárceles de Soto del Real y Estremera.

Los tres, ubicados por los investigadores en el epicentro de la acusación por rebelión al haber contribuido supuestamente a la violencia, solicitaron declarar sobre el fondo del asunto después de la última negativa del juez instructor a dejarles en libertad el pasado 4 de diciembre: no está previsto, por tanto, que sea mañana cuando el magistrado decida si, a la vista de sus declaraciones completas, abre la puerta a que puedan quedar en libertad aunque sea pagando una fianza como ya ha sucedido con otros imputados.

Jordi Cuixart tras declarar por primera vez en la Audiencia Nacional / Alberto Pozas

Tanto los 'Jordis' como Forn se enfrentan a la misma acusación: haber tenido un papel protagonista en los enfrentamientos violentos del 20 de septiembre y el 1 de octubre, tanto como instigadores como también por no haber hecho nada para evitarlos, así como de haber participado en reuniones al más alto nivel para trazar la hoja de ruta soberanista que desembocó en la declaración unilateral de independencia del 27 de octubre. Será la primera vez en que den explicaciones detalladas al juez Llarena sobre el papel que jugaron, con el objetivo de convencer al magistrado - como ya han intentado hasta ahora sin éxito, aunque de forma más superficial - de que su puesta en libertad no implicaría nuevos episodios violentos.

"Dirigieron a las masas"

A la espera de saber qué tiene que decir el juez Llarena sobre Puigdemont y el resto de fugados en Bélgica, por el momento Jordi Sànchez (expresidente de Asamblea Nacional Catalana) y Jordi Cuixart (presidente de Òmnium Cultural) han tenido un papel protagonista en la acusación por un delito de rebelión, constituyendo la imputación más tangible de violencia. Fiscalía, Guardia Civil y jueces les han acusado en estos últimos meses de instigar a la gente y aprovecharse de la movilización ciudadana para cumplir sus objetivos, ya fuese votar el 1 de octubre o impedir los registros de la 'operación Anubis' el 20 de septiembre.

Gente subida encima de un coche destrozado de la Guardia Civil / Quique García (EFE)

"Dirigieron a las masas durante las 19 horas que duró el cerco, modulando los actos de violencia", dijo por ejemplo el juez cuando optó por mantenerles en prisión provisional, añadiendo que "ellos mismos participaron en la convocatoria de asedio", llamando a la paz cuando ellos consideraron procedente. Además, según revela la agenda incautada a Josep María Jové y la hoja de ruta secesionista '#EnfoCATs', ambas organizaciones tenían por objetivo "mantener las movilizaciones sociales", teniendo en cuenta además que ambos estuvieron presentes en reuniones al máximo nivel, incluso en la que sirvió para cimentar la investidura de Carles Puigdemont como President.

Por el momento, y tras varias comparecencias ante la jueza Carmen Lamela y el juez Pablo Llarena, la realidad documental ha sido más tozuda que los argumentos esgrimidos por los dos 'Jordis': la imagen de los dos subidos encima de un coche de la Guardia Civil llamando a la movilización con un megáfono ha pesado más, por ahora al menos, que los alegatos de paz y compromiso con el diálogo que han realizado en sede judicial a lo largo del último mes después de ser encarcelados.

La "pasividad" de los Mossos

El tercer acusado en declarar es Joaquim Forn, el exconsejero de Interior de Puigdemont y número siete por Barcelona en la lista de Junts Per Catalunya el pasado 21-D, y sobre él pesa la acusación de haber permitido todos los brotes violentos y altercados en calidad de responsable último de los Mossos d'Esquadra, así como haber planeado la incorporación de los agentes a su proyecto de república independiente.

Protesta frente a miembros de la Guardia Civil el 1-O / David Ramos (Getty Images)

En su auto de cuatro de diciembre, el juez Llarena apuntaba ya a la responsabilidad de Forn cuando los disturbios se sucedieron en La Rambla de Barcelona el 20 de septiembre, unos actos "propiciados porque las fuerzas encargadas del orden público no desplegaron ninguna acción", en alusión a los Mossos. Su intención, además, según dijo en su momento la jueza Lamela, era "asumir en exclusiva" su poder, obviando al Ministerio del Interior, destacando también la magistrada declaraciones públicas del exconsejero en las que daba a entender que los Mossos no evitarían el referéndum ya entonces declarado ilegal por el Constitucional.

Apoyo de ERC y el PdeCat

El protocolo de traslado de los tres imputados será el mismo que el utilizado en el último mes en el Tribunal Supremo: los 'Jordis' serán trasladados a la Audiencia Nacional desde Soto del Real, mientras que Forn llegará desde Estremera. Allí esperarán su turno para ser llevados en vehículos policiales hasta el alto tribunal, entrando por la puerta de carruajes, a apenas unos cien metros.

Fuentes de Esquerra Republicana de Catalunya (ERC) y del PdeCat han confirmado que varios miembros y cargos de ambos partidos acudirán al Tribunal Supremo a primera hora de la mañana para mostrar su apoyo a los tres imputados, como ya han hecho en anteriores ocasiones: por parte de la formación republicana, entre otros, diputados y senadores como Teresa Jordà, Ester Capella, Joan Tardà y Mirella Cortés. Desde el partido de Carles Puigdemont serán Marta Pascal, coordinadora general del partido, y Ferrán Bel, quienes encabecen la comitiva de diputados y senadores.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?