¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Así es el tiburón víbora, un terrorífico escualo con aspecto extraterrestre

Esta especie fue descubierta por primera vez en 1986

El tiburón fue descubierto por primera vez en 1986. /

Un grupo de pescadores japoneses ha capturado recientemente, en la costa de Taiwán, cinco ejemplares de tiburón víbora. Una especie de tiburón atípica, que fue descubierta en 1986, de la que tan solo se han encontrado unos pocos ejemplares en los últimos 32 años, tal y como ha dado a conocer el medio local UDN.

A pesar de medir tan solo 47 centímetros de largo, este tiburón, que habita en el océano Pacífico, ha aterrorizado a un gran número de usuarios en Internet debido a su apariencia física. Una apariencia que recuerda a la del alien de la saga de películas con el mismo nombre gracias a su color negro y a su mandíbula, que puede ser proyectada hacia adelante.

Un carnívoro que se traga a sus presas enteras

Los investigadores, que examinaron 39 ejemplares de tiburón víbora en 2003, determinaron que este tiburón es carnívoro y que suele atacar directamente a sus presas gracias a su mandíbula retráctil. Tras investigar el contenido estomacal de estos animales, el estudio reveló que es probable que los tiburones víbora se traguen a sus presas enteras.

En lo que respecta a su morfología, este animal destaca (además de por su mandíbula retráctil) por sus afilados colmillos de aguja, que le permiten matar rápidamente a sus presas, y por su línea de fotóforos, células que producen luz. No obstante, se trata de una especie de la que se sabe muy poco a día de hoy y de la que se espera conocer más durante los próximos años.

Un tiburón del que se conoce muy poco

La Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN, por sus siglas en inglés) describe al Trigonognathus kabeyai, nombre científico del tiburón víbora, como una especie de tiburón atípica que habita en aguas profundas de Japón y Hawai. Una especie de la que hay muy poca información a nivel biológico, tal y como explica la UICN, debido a que tan solo se han visto unos pocos ejemplares durante las últimas décadas, lo que ha impedido el estudio de este animal.

 En declaraciones a Earth Touch News, el biólogo Brit Finucci explica que tan solo se han podido puesto que son capaces de evadir las redes de pesca de malla gracias a su tamaño reducido: "También pueden habitar en partes del océano donde hay poca interacción humana. Están en mi lista de especies para ver".

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?