¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Los cinco datos que explican el bache del Real Madrid

El equipo blanco afronta la segunda mitad de la temporada con algunos síntomas que demuestran por que está tan lejos del Barcelona en el torneo que le exige más regularidad

Cristiano y Asensio, en el último partido del Real Madrid en Balaídos. / ()

1. Los 16 puntos de desventaja

Ver al Real Madrid prácticamente descartado de la lucha por la Liga en enero es algo a lo que no están acostumbrados los seguidores blancos. Y no es solo mérito del Barcelona esa diferencia respecto a su eterno rival, sino que el Madrid se ha dejado puntos que han hecho más de un millonario en la quiniela.

Los dos primeros empates en casa ante el Valencia y el Levante fueron un síntoma de lo que estaba por venir: tropiezo ante el Betis en el propio Bernabéu, en la visita al Girona y repaso del Barcelona en el Clásico (0-3).

El año pasado, el Madrid era líder con un punto de ventaja sobre el Sevilla de Sampaoli y dos respecto al Barcelona de Luis Enrique. Hace dos era tercero con cinco punto de desventaja en relación a los azulgranas y cuatro con respecto al Atlético de Simeone. Y hace tres lideraba el campeonato con cuatro puntos de ventaja sobre el Barça y siete sobre los rojiblancos.

La Copa del Rey, pese a la pobre imagen dada en los dos partidos de casa, y sobre todo la Champions, donde fue segundo de su grupo tras el Tottenham del pretendido Harry Kane, son los grandes objetivos de un equipo que venía de ganarlo todo en 2017.

2. Poca fiabilidad en casa

El Real Madrid se está comportando como un equipo vulnerable en el Santiago Bernabéu. Tanto, que teniendo en cuenta todas las competiciones solo ha conseguido imponerse en la mitad de los encuentros en casa. No han sido determinantes, pero son un síntoma preocupante los dos partidos que ha acogido ese estadio esta temporada en la Copa, en la que los blancos no pasaron del empate ante el Fuenlabrada y el Numancia.

La cifra es impropia de un equipo como el de Zidane y se explica mejor con otra: el Madrid ha sumado solo 17 puntos en su coliseo en la Liga. Es el quinto equipo en esta categoría, con los mismos puntos que el Eibar. Le superan el Barcelona (25), el Valencia (23), el Sevilla (18) y el Atlético de Madrid (18).

3. Sin ver la portería contraria

Si por algo se ha caracterizado el conjunto de Concha Espina en las últimas temporadas (o siempre, a decir verdad) es por su facilidad para ver el marco del rival. Incluso en los momentos en los que ha sido más frágil atrás o se ha roto, su capacidad para hacer gol le ha permitido mantener una enorme competitividad.

El problema es que ya no sobresale con respecto a sus rivales en esta faceta. Cuenta con 32 goles a favor, los mismos que el Celta. Y le superan el Barcelona (48) y el Valencia (38). Muy cerca, además, se encuentran conjuntos como la Real Sociedad (31) y el Betis (30).

4. Cristiano, lejos de CR7

Que el portugués está lejos de su mejor momento goleador es algo más que evidente. El reciente ganador de su quinto Balón de Oro ha hecho solo cuatro tantos en lo que va de Liga. A estas alturas, la temporada pasada había hecho 12 y la anterior, 13.

En favor suyo hay que destacar que, haciendo honor a su trayectoria, este año se ha desatado en la Liga de Campeones, donde ha firmado nueve goles en los seis partidos de la fase de grupos. Marcó en todos y en tres lo llegó a hacer por partida doble.

5. La BBC y la unidad B

No está Cristiano en la Liga y no le acompañan el resto de los componentes de la BBC. Karim Benzema solo ha marcado ante el Málaga y ante el Getafe. Dos goles en 12 apariciones en el campeonato. A diferencia de CR7, ni siquiera la Champions es un consuelo para él, ya que únicamente ha anotado dos tantos en la goleada (0-6) al APOEL.

Las lesiones han impedido, además, que Gareth Bale haya podido compensar las carencias de sus compañeros. Solo ha participado en siete encuentros, aunque es el mejor de los tres en promedio con sus cuatro goles.

También se reprocha a los suplentes que tengan una aportación menor que los de la temporada pasada. Aquí el debate es si porque no tienen minutos o porque no se los ganan. Por ejemplo, aunque Marco Asensio ha jugado más partidos que el año pasado, solo ha completado una vez los 90 minutos en Liga.

Si hablamos del segundo nueve del equipo, el dato es más contundente. El año pasado Álvaro Morata participó en 12 partidos de Liga en la primera vuelta, en los que respondió con cinco goles. Su teórico sucesor, Borja Mayoral, ha estado en ocho (con una media inferior a los 15 minutos) y solo ha marcado un gol.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?