Gameiro mantiene al Atlético en la pelea por la Liga

Los del Cholo consiguieron la victoria ante el Eibar con un gol de Kevin Gameiro (0-1)

El delantero francés del Atlético de Madrid Kevin Gameiro celebra con Correa tras marcar ante el Eibar. / ()

Ipurua recibía hoy a un Atlético espléndido en Liga: segundo, invicto y con el Real Madrid desinflado. El Eibar, por otro lado, tampoco estaba mal. Cómodo en el séptimo puesto de la tabla y a un punto de Europa League. Los tres puntos les venían bien a ambos.

Sin Diego Costa, Savic y Gabi, Simeone no sorprendió en su once. Los rojiblancos empezaron fuerte y marcaron el ritmo del partido. La primera ocasión la creó Griezmann, pero Gameiro no llegó. Un minuto más tarde, un tiro cruzado de Correa pasó por encima del larguero. Koke firmó la tercera ocasión cuando tras un pase cruzado de Vrsaljko, su tiro se fue por fuera. Todo ello en los primeros quince minutos.

El primer tramo del partido era una búsqueda constante del gol por parte de los del Cholo. El Eibar, centrado en defender y no encajar el primero, intentaba evitar lo inevitable con todas sus fuerzas.

ficha técnica

0 - Eibar: Dmitrovic; Capa, Ramis, Oliveira, Cote; Dani García, Jordán (Diop, min. 73); Alejo (Orellana, min. 46), Enrich, Inui; Charles

1 - Atlético de Madrid: Oblak; Vrsalkjo, Giménez, Godín, Lucas; Correa (Carrasco, nin. 53), Thomas, Saúl, Koke; Gamiero (Augusto, min. 68), Griezmann (Torres, min. 76).

Gol: 0-1, min. 26. Gameiro

Árbitro: Mateu Lahoz. Amonestó por el Eibar a Alejo, Ramis, y por el Atlético y a Godín

Incidencias: partido de la decimonovena jornada de la liga Santander, disputado en el estadio de Ipurua ante 6.186 espectadores en una fría y lluviosa tarde.

Y al final, llegó. Un pase desde medio campo de Griezmann a un desmarcado Kevin Gameiro le dio la oportunidad de oro al argentino, que se enfrentaba a un abandonado Dmitrovic. Gameiro la tiró rasa y el Atlético obtuvo lo que llevaba sembrando desde el principio del partido. Eibar 0 - Atlético 1.

El gol despertó el hambre de gol de los locales. En la siguiente jugada al gol, un cabezazo de Charles pudo haber puesto el empate en el marcador, pero el balón fue demasiado alto y sobrevoló el larguero de Oblak.

Las pocas amenazas de los vascos no llegaban a buen puerto: la zaga rojiblanca se ocupaba de despejarlo todo. Y los delanteros tampoco daban mucho respiro a Dmitrovic. Justo antes del descanso Inui amenazó la portería de Oblak con un cabezazo, pero se quedó en una anécdota. Con este dominio rojiblanco en el marcador y en el campo, el descanso llegó a Ipurua.

Los de Mendilibar salieron con más ganas que en el primer tiempo. La defensa rojiblanca tuvo que estar más atenta que en la primera parte. Los vascos tuvieron una ocasión con el centro de Cote, pero Enrich no llegó y el balón se paseó por la portería de Oblak.

El Eibar tenía claro que iba a por el empate. Más intensos y eficaces, robaban el balón de la delantera rojiblanca y una jugada que empezó en la banda derecha de Charles llegó hasta el otro extremo, terminando en Inui y poniendo nervioso a Oblak. Pero al final, la zaga atlética conseguía librar todos los ataques.

El conjunto armero quería el gol. Aunque los ataques no fuesen demasiado efectivos, los vascos lo intentaban sin descanso. Una de las más destacadas fue el tiro de una falta que cabeceó picada Enrich, pero Godín la despejó a su propia portería para que Oblak la parase.

Ipurua esperaba el empate con ansia y la afición veía cada vez más cerca el 1-1. En la segunda parte las ocasiones del Atlético eran escasas, pero cuando llegaban los nervios se palpaban. Cada ocasión podía ser letal para el Eibar.

Como si fuese su pesadilla personal, Griezmann volvió a quedarse solo ante Dmitrovic. El tiro del francés fue raso y potente, pero el guardameta se mantuvo firme y desvió el tiro del francés. Dmitrovic salvaba los muebles.

A medida que el tiempo que agotaba, el Atlético se acercaba más al segundo. Torres, que salió por Griezmann, intentó un taconazo que se desvió. Pero el Eibar no perdonaba: un saque de esquina que centró Oliveira se chocó de pleno con Oblak, un poco adentrado en la portería. Además, en uno de los cañonazos de Inui, Oblak volvió a hacer un paradón, salvando el empate. Y la tercera que perdió el Eibar fue un remate peinado de Kike García rozó el segundo palo de Oblak, pero el gol no llegó.

Con esta lucha por el segundo gol del partido, el 93’ llegó con un la victoria rojiblanca en el marcador. El Eibar, que despertó demasiado tarde ante un Atlético muy efectivo, no pudo conseguir el empate. Aunque no fue por falta de intentos. Con estos tres puntos gracias al gol de Gameiro, el Atlético se mantiene segundo y, todavía, sin rival que le gane en liga.

Temas relacionados

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?