¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

El Tribunal de Cuentas detecta irregularidades millonarias en el Museo del Prado, el Reina Sofía y el Thyssen

  • El organismo ha detectado posibles infracciones contables en los tres principales museos de arte en las cuentas de 2015 y 2016.
  • El Reina Sofía, el Prado y el Thyssen suman incumplimientos en contratación y adquisiciones, entre otros, el Prado compró una obra por 18 millones de euros sin los informes necesarios para justificar el precio y el Thyssen abonó servicios de jardinería sin IRPF.

El Tribunal de Cuentas ha hecho público el informe sobre la contabilidad del Museo del Prado, el Museo Reina Sofía y la Fundación Colección Thyssen-Bornemisza de los ejercicios 2015 y 2016 y ninguna de las tres entidades sale bien parada de la fiscalización de sus cuentas en materia de contratación, un informe realizado a iniciativa propia del tribunal.

En el caso del Museo del Prado, el que más incidencias acumula de los tres fiscalizados, se han analizado una muestra de 35 contratos durante 2015, y 28 correspondientes a 2016, una muestra que supone el 54% del total de los contratos formalizados en ambos años. Con carácter general, el tribunal reprocha a la dirección del museo haberles remitido los expedientes de contratación incompletos en numerosas ocasiones, y haber enviado extractos sin las actas de selección de las ofertas o de publicaciones en diarios oficiales.

Desastre en los contratos del Prado

De los contratos analizados, los inspectores destacan la falta de justificación y deficiencias importantes en las actuaciones de la mesa de contratación. El desbarajuste es tal, que se aceptaron bajas temerarias sin verificar la viabilidad de la oferta; se abrieron sobres de manera simultánea que contenían elementos objetivos y subjetivos; el Prado aceptó ofertas sin justificar, y algunas incluso carecían de la valoración de solvencia técnica y económica.

Cuando los contratos se adjudicaron por procedimiento negociado no se justificó, ni en los pliegos ni en la propia licitación, los aspectos técnicos y económicos que tenían que negociar. Tampoco se llevó a cabo una diligenca básica en la contratación pública: exigir al adjudicatario que acredite si está al corriente de sus obligaciones con Hacienda y la Seguridad Social, tal y como obliga la Ley de Contratos Públicos.

En los contratos de seguros el museo delegó de manera indebida, según el tribunal, todas sus competencias a una entidad de mediación. Y en cuanto a la fase de ejecución, la lista de irregularidades vuelve a crecer. En estos casos, no existen actas de recepción de los suministros contratados o la mera conformidad con los servicios prestados por terceros. En los contratos donde hay demoras, el Prado no eleboró el expediente correspondiente para averiguar si el contratista era responsable del retraso y poder exigirle responsabilidad.

18 millones bajo sospecha

El Pleno del Tribunal ve especialmente grave una de las compras del Museo. Se trata de la tabla renacentista 'La Virgen de la Granada', de Fra Angélico, por un importe de 18 millones de euros. Para esa compra, no se hicieron estudios previos para garantizar la "razonalidad del precio solicitado por el vendedor y aceptado por el museo".

Según recoge la web del Museo, se financió con un crédito a cuatro años y respaldado con un crédito extraordinario de diez millones de euros por parte del Estado, una contribución de la Fundación Amigos del Museo del Prado por importe de cuatro millones de euros y otros cuatro millones correspondientes a fondos propios del museo.

En las alegaciones, el patronato del Museo justifica el desembolso millonario por tratarse de "la mejor obra del artista florentino en manos privadas" conservada en "extraordinario estado". Una compra con indicios de irregularidad contable que podría acabar siendo juzgada por el tribunal.

La Fundación Thyssen-Bornemisza incurre en irregularidades muy parecidas a las del Museo del Prado. Entre ellas, acumula numerosas insuficiencias en la justificación de la contratación y no remitió en tiempo y forma el total de los documentos y contratos solicitados por el tribunal. O las deficiencias en la mesa de contratación, haber delegado los contratos de seguros de las obras de arte t múltiple sincidencias en el contenido de los Pliegos.

Facturas sin IRPF

En la fase de ejecución de contratos, el tribunal destaca el pago de facturas por precios superiores a los contratados. Hasta en cinco casos hay indicios de posibles irregularidades contables ya que son facturaciones sin la retención del IRPF, como el pago de los servicios de jardinería. En otras ocasiones, no existen actas para comprobar la veracidad de los servicios prestados.

Sale un poco mejor parado del informe del mayor fiscalizador público el Museo del Reina Sofía. Aún así, el tribunal ha detectado cinco posibles irregularidades contables, en este caso señaladas por la Fiscalía. Se trata de tasaciones previas para fijar precios solicitados por los vendedores, si bien son cuantías poco relevantes, como destaca el informe.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?