Europa elige al nuevo juez español para el Tribunal de Derechos Humanos

El candidato favorito del Gobierno, Francisco Pérez de los Cobos, recibió cero votos del comité que evaluó sus capacidades

El presidente del Tribunal Constitucional, Francisco Pérez de los Cobos, durante la presentación de la nueva página web del tribunal / ()

Los miembros de la Asamblea parlamentaria del Consejo de Europa, compuesta por 324 parlamentarios procedentes de los parlamentos y senados de los 47 estados miembros del Consejo de Europa votaran a partir de las 10 de la mañana hasta las 17:00h para elegir al nuevo juez español que formara parte del Tribunal Europeo de Derechos Humanos durante los próximo nueve años

El candidato favorito del Gobierno de Mariano Rajoy para convertirse en magistrado del Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH) Francisco Pérez de los Cobos, expresidente del Tribunal Constitucional, recibió cero de los diez votos que había en juego de la Comisión de la Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa (APCE) que 'examina' a los aspirantes al puesto.

En cambio, este comité recomendó "por una gran mayoría" y por ser "el más cualificado" a otro de los candidatos presentados por el Gobierno: el director de la Asesoría Jurídica Internacional del Ministerio de Asuntos Exteriores y Cooperación, José Martín y Pérez de Nanclares, que recibió siete votos. La otra aspirante del Ejecutivo, María Elósegui, catedrática de Filosofía del Derecho en la Universidad de Zaragoza, consiguió tres votos.

La votación se realiza de forma manual y cada parlamentario introduce en una urna su voto secreto. Si uno de los candidatos propuestos logra una mayoría absoluta de los votos, en la primera votación, será elegido como nuevo juez. En caso contrario, habría una segunda vuelta el miércoles 24 en la que el candidato con más votos sería elegido.

Los miembros de la asamblea no conocen a los candidatos pero para orientar su voto suelen seguir las recomendaciones del Comité de la Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa (APCE) que 'examina' a los aspirantes al puesto unos días antes y elabora una resolución en la que evalúan a los candidatos del cero al diez.

Ese comité de primera evaluación no solo pregunta a los candidatos por su dominio y conocimientos activos y pasivos de las lenguas con las que opera el tribunal; el inglés y el francés, sino que realiza un verdadero examen técnico sobre materias propias del tribunal como articulado, jurisprudencia del TEDH. “Un examen muy duro en el que hay que ir bien preparado” según reconocen jueces que han pasado por esta prueba El pasado mes de enero los miembros del comité mantuvieron una entrevista con los tres aspirantes españoles y al final votaron el nivel de los candidatos.

Las recomendaciones de este comité no son vinculantes para los 324 parlamentarios que votan hoy pero suelen ser la pauta a seguir para muchos representantes de los 47 países europeos. Es decir, la asamblea suele seguir el dictamen de la comisión delegada porque para eso han examinado a los candidatos.

Según reconocen exmagistrados de este tribunal, el nivel de disciplina de grupo para las votaciones es mucho más laxo cuando la Asamblea vota en pleno por lo que el resultado es impredecible. También sostienen que los grupos de presión política hacen todo lo posible para que el candidato favorito del gobierno salga elegido aunque las recomendaciones del comité suelen “pesar más”.

Los miembros de la comisión

Los miembros de la Comisión que evaluó a los tres aspirantes fueron Boriss Cilevics, Letonia (presidente), Donald Anderson, Reino Unido, Eka Beselia, Georgia, Titus Corlatean, Rumanía, y Evangelos Venizelos, Grecia, por el Grupo Socialista; Rónán Mullen y Attila Tilki, Irlanda y Hungría, por el Grupo Popular Europeo; Jordi Xuclá, España (es diputado por el PdeCAT en el Congreso), por la Alianza de Liberales y Demócratas por Europa; David Blencathra, Reino Unido, por el Grupo de Conservadores de Europa; y Olena Sotnyk, Ucrania, presidenta de la Comisión sobre Asuntos Legales y Derechos Humanos del Consejo de Europa.

Edad mínima

El Gobierno de Rajoy impuso un límite de edad para poder presentarse a este cargo y aprobó una serie de requisitos para elegir la terna de candidatos que ha llevado al Tribunal Europeo y entre ellos, limita la edad para poder acceder al puesto a los magistrados menores de 61 años, con lo que cerceno la posibilidad de que se presenten otros juristas con relevancia institucional como María Emilia Casas, de 66 años, expresidenta del Tribunal Constitucional, y favoreció la candidatura de Francisco Pérez de los Cobos, de 55.

Se trataba, según fuentes jurídicas, de devolver el favor al primer presidente en la historia del Constitucional que había sido militante de cuota de un partido, el PP, antes de ocupar el más alto cargo jurídico del país.

Estos requisitos fueron recurridos por las asociaciones Jueces para la Democracia y la de Abogados Demócratas por Europa (ADADE) ante el Tribunal Supremo porque “introduce una discriminación por razón de edad que vulnera el derecho fundamental a la igualdad” y el Supremo, finalmente les dio la razón, aunque la terna ya estaba presentada.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?