¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Una anciana camina 24 kilómetros cada día para llevar a su nieto al colegio

La mujer de 76 años lleva cuatro años llevando a su nieto, que presenta una discapacidad, al colegio

Reportaje sobre el día a día de abuela y nieto. / YouTube

Desde hace más de cuatro años, la anciana Shi Yuying, de 76 años, recorre 24 kilómetros cada día con el objetivo de que su nieto Jiang Haowen, de apenas nueve, pueda acudir al colegio. El niño, que presenta una parálisis cerebral, no puede ir a clase por sí mismo. Por esa misma razón, y ante la imposibilidad de ir al colegio en transporte público, abuela y nieto (desde hace un año en silla de ruedas) caminan los tres kilómetros que separan la casa de la escuela varias veces cada día, tal y como cuenta el diario local Huanqiu.

Hasta hace un año, la única cuidadora del niño (su padre trabaja en otra ciudad para poder mantener a la familia y su madre vive ahora con otra familia) transportaba a Haowen en bici. Sin embargo, desde que cuenta con una silla de ruedas, ambos van y vuelven del colegio caminando. Dado que el niño tiene que acudir a la escuela hasta en cuatro ocasiones a lo largo del día, la abuela termina el día realizando ocho viajes (cuatro de ida y cuatro de vuelta) y recorriendo 24 kilómetros diarios.

La dura historia de Haowen

Con dos años, los médicos detectaron que Haowen tenía parálisis cerebral. Apenas dos años más tarde, cuando el niño tenía cuatro, sus padres se separaron y la madre comenzó una nueva vida con otra familia. Por lo tanto, el pequeño se quedó con su abuela y su padre. Debido a problemas económicos, el padre, como muchos otros, tuvo que marcharse a la ciudad para poder mantener a la familia.

Mientras tanto, la abuela se quedó como cuidadora principal del niño. Por esa misma razón, la anciana cuida a diario de su nieto, que necesita de una ayuda permanente para poder hacer prácticamente cualquier cosa. Desde darle de comer hasta llevarle al colegio.

La travesía para llegar al colegio

Cada día, abuela y niño recorren un sendero de montaña durante tres kilómetros hasta llegar a la escuela. Un duro viaje, que se repite varias veces al día, que acaba siendo agotador para la anciana. Sin embargo, reconoce que "mientras tenga fuerzas", continuará llevando a su nieto para que pueda desarrollarse y aprender en su escuela.

En declaraciones a Huanqiu, la anciana reconoce que, a pesar de que no pueda moverse con libertad, es un niño muy inteligente. Por eso mismo, reconoce que hará todo lo posible para que el pequeño Haowen pueda continuar en la escuela.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?