Monopoly crea una edición especial para tramposos

Un juego que premia al mejor estafador y penaliza al más torpe

El primer Monopoly en el que hacer trampas es completamente lícito. /

Cerca de un 50% de las personas que han jugado al Monopoly han intentado hacer trampas en alguna ocasión. Así lo afirma el vicepresidente senior de Hasbro Jonathan Berkowitz quien, en declaraciones a Insider, ha confirmado que la compañía trabaja en una nueva versión del clásico juego de mesa en el que se premiará a aquellas personas que hagan más trampas y penalizará a aquellos que traten de seguir las reglas clásicas.

Este nuevo juego, que llegará al mercado en otoño de este año, contará con 15 'tarjetas trampa'' que invitarán a los jugadores a realizar diversas trampas para poder salir vencedores. Desde robar dinero del banco hasta mover la ficha de otra persona en su turno para evitar que se quede con esa calle que tanto necesitas para alzarte con la victoria final.

Así funciona 'Monopoly cheaters edition'

El juego comienza, como cada edición de Monopoly, con los jugadores adquiriendo sus primeras propiedades. En un momento determinado, uno de los participantes del juego deberá colocar cinco 'cartas trampa' en medio del tablero para que, todo aquel jugador que lo necesite, pueda enfrentarse al reto juego y ganar grandes premios.

Las cinco cartas trampa. / Hasbro/Insider

Estas cartas, que invitarán a los jugadores a hacer trampas, pedirán que el jugador realice diversas acciones como robar dinero del banco, colocar un hotel en una de sus propiedades, eliminar un hotel de otra persona, mover la ficha de otro jugador o robar dinero a otros compañeros.

El juego premia la trampa

En caso de realizar la trampa con éxito, sin que el resto de jugadores se enteren, los 'tramposos' obtendrán diversas recompensas tales como dinero extra o propiedades gratuitas. Sin embargo, si son cazados, los jugadores tendrán que entregar el dinero robado e incluso terminar esposados (literalmente) en la cárcel del tablero.

Algunas de las cartas del juego. / Hasbro/Insider

Por lo tanto, y a pesar de que el objetivo del juego sigue siendo convertirse en el jugador con más dinero al final del mismo, ser un tramposo será muy importante para conseguir nuestros propósitos. Por lo tanto, esta edición anima a saltarse las casillas, evitar pagar el alquiler y cobrar algunas facturas extras del banco cuando nadie esté mirando. Un juego dirigido a ese 50% que ha intentado engañar a sus amigos en alguna ocasión que saldrá a la venta en otoño por cerca de 23 euros.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?