La policía retiene a la afición del Leganés por los posibles ataques de ultras

Las autoridades han apartado a parte de la afición antes del partido de vuelta de la semifinal de Copa del Rey

Los jugadores del Leganés celebran el gol del griego Dimitrios Siovas. / ()

Los aficionados del Leganés han tenido que pagar por la violencia de los ultras. Las autoridades de Sevilla han apartado a toda la afición, aproximadamente 400 personas, antes de la vuelta de semifinal de Copa del Rey. El motivo: evitar ataques violentos de los ultras del conjunto sevillista.

La policía ha apartado los autobuses en los que desplazaban la afición del Leganés a 17 kilómetros de la ciudad en un polígono industrial para salvaguardar su seguridad

Como consecuencia, la afición madrileña no ha podido disfrutar del ambiente previo al partido y nadie ha recibido a los jugadores a su llegada al Sánchez Pizjuán. "Los 400 aficionados del Leganés no hemos tenido la oportunidad de animar a nuestro equipo en la llegada al estadio, nos han privado de un momento histórico y precioso de apoyo a nuestro equipo de la forma más pacífica posible", explicaba un seguidor del Leganés en Carrusel Deportivo. 

La expectación para este partido no tiene precedentes: las entradas para el encuentro en el Sánchez Pizjuán se agotaron en tres horas. Y no es para menos, ya que es la primera ocasión que el club madrileño consigue llegar a una semifinal de la Copa. 

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?