El escolta de Puigdemont se arriesga a seis años de inhabilitación

El pasado 25 de enero la Dirección de Asuntos Internos de los Mossos le comunicó su expediente disciplinario

Puigdemont, en un acto de apoyo a los presos políticos en Lovaina, Bélgica / ()

El escolta de Carles Puigdemont, el sargento de los Mossos Lluis Escolà, recibió el pasado 25 de enero la notificación de una apertura de un expediente disciplinario. La Dirección de Asuntos Internos de los Mossos d Esquadra decidió abrirle un expediente después de una información reservada que apunta a la idea de que facilitó la huida del expresident de la Generalitat a Bruselas dos días después de la declaración simbólica de la República Catalana.

Según fuentes de la policía autonómica la DAI (la Dirección de Asuntos Internos de los Mossos) baraja ahora la posibilidad incluso de sancionarle con una falta muy grave. Según el reglamento de los Mossos una sanción de este tipo, falta muy grave, puede suponer hasta seis años de inhabilitación del cuerpo además de la retirada del sueldo.

Estas mismas fuentes aseguran a la cadena SER que el escolta del expresident habitualmente destinado en este servicio de escoltas, será destinado en principio a otra unidad, en concreto a la de Seguridad Ciudadana. La razón para este cambio tiene que ver con la "perdida de confianza" que sus superiores tenían depositada en él. Es decir si vuelve a Cataluña directamente será destinado a esta unidad de la policía autonómica catalana.

A pesar de que durante estos tres meses se ha mantenido la idea de que este sargento de los Mossos estaba en excedencia lo cierto es que Lluis Escolà está de vacaciones y por eso no ha podido ser ni despedido ni sancionado por no acudir a su puesto de trabajo. El sueldo que sigue recibiendo lo paga la Generalitat de Cataluña.

LLuis Escolà tiene ahora la posibilidad de personarse en este procedimiento para defenderse de este expediente disciplinario.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?