Granados insinúa que la Fiscalía utilizó un procedimiento contra Marjaliza para forzar su confesión

El exconsejero en Madrid intenta desacreditar al principal testigo de cargo en su contra. Desliza en su recurso que la Fiscalía y el juez del caso Púnica utilizaron una causa abierta por blanqueo contra David Marjaliza para conseguir su confesión en la que ha involucrado a Villar Mir, López Madrid y el propio Granados en el cobro de mordidas. La acusación no se sostiene, según fuentes del procedimiento, porque intervinieron cuerpos policiales distintos, y "ni siquiera existe un pacto con Marjaliza". Granados también apunta a Cospedal

()

El letrado del exconsejero de Transportes, Justicia e Interior y exsecretario general del PP en Madrid, Francisco Granados, ha presentado un recurso de 52 páginas al que ha tenido acceso la Cadena SER ante el juez de la Púnica, en el que pide el archivo de la imputación de su cliente por la nueva trama de mordidas a cuenta de las obras del metro y metro ligero de Madrid, confesada por el arrepentido conseguidor, David Marjaliza.

Granados insinúa en su escrito que la Fiscalía, y también el magistrado, Manuel García Castellón, han utilizado un procedimiento por blanqueo como consecuencia del narcotráfico abierto contra Marjaliza en el mismo juzgado, para forzar la confesión del pasado 17 de enero, en la que el acusado narró cómo Granados intervino a su favor en una adjudicación del metro de Madrid, e involucró a López Madrid y otros directivos de las empresas del Grupo Villar Mir en el cobro de comisiones por más de 3 millones de euros.

Dos días después de relatar la operación, el juez archivó la causa por blanqueo contra Marjaliza, a instancias de la Fiscalía.Fuentes jurídicas de la Audiencia Nacional consultadas por la Cadena SER niegan componenda alguna. Matizan que la causa por blanqueo contra Marjaliza fue archivada como consecuencia de un informe de Vigilancia Aduanera, dependiente de la Agencia Tributaria, que carece de relación con la UCO de la Guardia Civil que investiga la Púnica. Con dificultad ambos cuerpos podrían ponerse de acuerdo para urdir tal operación ilícita. Además, Marjaliza fue imputado en esa causa por blanqueo después de sus primeras confesiones en 2015, lo que resta veracidad a la afirmación al entender de estas fuentes.

Por su parte, fuentes de la Fiscalía también niegan con rotundidad las insinuaciones de Granados. Recuerdan que no solo llevan ambos casos fiscales distintos, sino representantes de distintos cuerpos del Ministerio Público, porque la Púnica está en manos de Anticorrupción, mientras que la causa por blanqueo es competencia de la otra fiscalía distinta. Las mismas fuentes fiscales agregan que "ni siquiera existe un pacto con Marjaliza", El imputado es consciente de que su actitud puede ser favorable para conseguir un atenuante por confesión, pero "en ningún momento", afirman estas fuentes, ha sido rubricado acuerdo alguno en el que ya se hable de posibles penas.

En su escrito, Francisco Granados también lamenta que en esta causa "no haya sido citada como investigada" la actual ministra de Defensa, María Dolores de Cospedal, porque en el momento en el que tuvieron lugar los hechos, ella era la consejera de Transportes en Madrid. María Dolores de Cospedal llevaba 13 días como consejera de Transportes, cuando se aprobó la adjudicación bajo sospecha.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?