Europeo Fútbol Sala

La Roja, contra Ricardinho y el 'efecto Cristiano Ronaldo'

Los de Venancio López, a por su octavo Europeo, contra la Portugal del mejor jugador del mundo

Los jugadores de la selección hacen piña tras la victoria contra Ucrania / ()

La Roja de fútbol sala disputa este sábado su novena final europea, en la undécima edición del campeonato. De las ocho que ha jugado hasta el momento se ha llevado el oro en siete, lo que la coloca como la selección más laureada del continente, con mucha distancia de Italia, que tiene dos oros.

Este sábado los de Venancio persiguen el octavo, después de un concurso nada lujoso. El primer partido empezó empatando contra la debutante Francia. Con la necesidad de un buen resultado en el segundo, contra la también débil Azerbaiyán, vencieron 0-1 con el solitario gol de Pola, seguramente el jugador más destacado de nuestro combinado, en la competición.

Esos tres puntos significaron el pase como primeros a cuartos de final, donde esperaba Ucrania, una selección dura contra la que tampoco se dio una buena versión: se ganó -no es un flashback- de nuevo con gol de Pola. La Roja eliminó en penaltis al rival más peligroso hasta la fecha, Kazajistán, con la milagrosa parada de Paco Sedano, tras empatar 5-5 en los 50 minutos de juego. Victoria que sitúa a los de Venancio en la deseadísima final contra la Portugal del mago del fútbol sala.

Porque Ricardinho es por todos conocido, tanto por los más fervientes seguidores, como por los que simplemente han ojeado alguna vez sus maravillas acciones técnicas en Youtube. Bien, pues a estos últimos: es aún mejor de lo que parece. La primera frase del currículum de Ricardinho podría ser que lo ha conseguido todo a nivel de clubes.

Ha ganado nueve ligas, tres Copas de España, la Copa de Portugal en cuatro ocasiones, la Copa del Rey, varias supercopas y la UEFA Futsal Cup dos veces. Sin embargo, tiene una espinita clavada con su combinado nacional y se la quiere quitar en su primera final europea, y cuando este mago del fútbol sala, que se mueve por motivaciones, quiere algo, pocas veces no lo consigue. Al mago se le nota en la cara que tiene hambre, tiene en su cabeza el objetivo de conseguir algo grande con su selección y una prueba más de ello es el haberse convertido en el máximo goleador de los Europeos, con 21 tantos hasta el momento, seis de ellos en esta edición.

Su caso recuerda al de su compatriota Cristiano Ronaldo, que con Manchester y Real Madrid lo había ganado todo, pero hasta 2016 no consiguió la Eurocopa con su país. El delantero lo logró; La Roja intentará este sábado evitar que el currículum del ala alcance el 'cum laude'.

Además, Portugal es más que su capitán y líder. De hecho es uno de los grupos más compactos y que mejor nivel han demostrado en este Europeo, con jugadores como André Coelho que llegan enrachados. 

Todo el respeto del mundo a esta potente Portugal y fuera el sombrero ante este mago que este sábado intentará derribar a la mejor selección europea de fútbol sala, al grupo más unido del continente, a la que el mejor jugador del mundo separa de la octava.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?