En busca de una Julieta para Romeo, la última rana de su especie

Con motivo de San Valentín, Global Wildlife Conservation ha puesto en marcha una iniciativa para recuperar la especie

El vídeo para que Global Wildlife Conservation encuentre pareja. / Global Wildlife Conservation

"Soy un tipo simple y el último de mi especie". Con esta frase se presenta Romeo, una rana de agua de Sehuencas, de unos 11 años de edad, que busca pareja para evitar la extinción de su especie. Un anfibio único en el mundo que, hasta la fecha, no ha conocido otro ejemplar de su clase con el que forjar una nueva generación de ranas de agua de Sehuencas con la que mantener su estirpe.

A través de un perfil en la plataforma Match, la rana explica que se ha registrado en la red social con el objetivo de encontrar a su "pareja perfecta" para poder salvar a los de su clase. Entre otras cosas, el perfil explica que Romeo es una rana que tiene a guardar silencio y a la que le encanta quedarse viendo cómo se mueve el agua desde su casa.

"No soy exigente"

La rana reconoce que no es exigente: "Tan solo necesito otra Sehuencas como yo". De no encontrar pareja, este ejemplar lamenta que la existencia de su especie, tal y como la conocemos, desaparecerá. Por esa misma razón, el anfibio pide ayuda a través de la red social para que le ayuden a encontrar una Julieta con la que poder crear una familia y salvar a su especie.

Tras esta iniciativa se encuentran Global Wildlife Conservation (GWC); Match (la plataforma de citas más popular a nivel mundial) y la plataforma Anfibios de Bolivia del Museo de Historia Natural Alcide d'Orbigny. El proyecto pretende recaudar hasta 15.000 dólares para apoyar las diez expediciones llevadas a cabo por la Iniciativa Anfibios de Bolivia.

Expediciones que consisten en viajar a arroyos situados a 2.000 o 3.000 metros de altura en los bosques nublados de las Andes orientales (donde la especie fue alguna vez común), con el objetivo de encontrar a un ejemplar de la misma especie con el que preservar la raza, tal y como cuenta el diario boliviano Opinión.

La esperanza de esta especie es de 15 años

Teniendo en cuenta que Romeo lleva una década en un acuario del Museo de Historia Natural Alcide d'Orbigny de Cochabamba, y que la esperanza de vida de este animal es de unos 15 años, los biólogos aseguran que no le queda demasiado tiempo para salvar a su especie. Por esa misma razón, han optado por llevar a cabo esta iniciativa para encontrar una pareja de cara a San Valentín.

Los cuidadores de este anfibio aseguran que, a pesar de que ha intentado encontrar pareja en varias ocasiones, nunca ha tenido éxito. Por esa misma razón, los promotores de la iniciativa piden ayuda a la sociedad para ayudar a Romeo a encontrar pareja antes de morir. Una iniciativa que pretende encontrarle a Rome a su Julieta de cara al próximo 14 de febrero.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?