¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Champions League

El Real Madrid remonta al PSG para ir con una ventaja clara a París

  • Cristiano, con dos goles, y Marcelo, con otro en la recta final, dan ventaja al Madrid para el partido de vuelta en París
  • Los cambios marcaron el partido: Emery reforzó el costado derecho y Zidane lo rompió con la entrada de Asensio

Marcelo celebra su gol al PSG. / ()

El Real Madrid es pura Champions. Otra vez lo demostró en el momento más difícil. Cuando se medía a un equipo con mucha pólvora arriba y cuando tenía el encuentro con el marcador en contra. Al final, dos goles de Cristiano Ronaldo y otro de Marcelo en la recta final le permiten viajar a París con un buen resultado (3-1).

Zidane asumió el compromiso rompiendo la BBC. Isco ocupó el lugar que en principio era para Bale. Como estaba previsto, Nacho se colocó en el lateral derecho con la difícil misión de tapar a Neymar. En el PSG se confirmó la ausencia de Silva y la entrada en el once de Kimpembe en el centro de la defensa y de Lo Celso como centrocampista defensivo.

El ambiente del Bernabéu fue sensacional desde el primer minuto. La grada empujó al Madrid en un arranque con sabor a Copa de Europa de toda la vida. Salieron los blancos presionando mucho al PSG y acercándose a la portería de Areola. En una de las primeras ocasiones, Kroos cayó en el área pero el colegiado Rocchi acertó al no señalar penalti de Yuri. Además Marcelo hizo una de sus diagonales prodigiosas para apoyarse en Benzema y terminar con un disparo que se fue a córner.

El encuentro pronto mostró su imprevisible guion: con dos ataques tan espectaculares cualquiera podía marcar en cualquier momento. Y aunque el Madrid tuvo el balón con más frecuencia siempre fue consciente de la salida de Verratti o a las internadas desde la izquierda de Neymar.

FICHA DEL PARTIDO

R. Madrid 3: Keylor Navas; Nacho, Varane, Sergio Ramos, Marcelo; Casemiro (Lucas Vázquez, m.79), Kroos, Modric, Isco (Asensio, m.79); Cristiano Ronaldo y Benzema (Bale, m.68).

PSG 1: Areola; Dani Alves, Marquinhos, Kimpembe, Yuri Berchiche; Verratti, Lo Celso (Draxler, m.84), Rabiot; Mbappé, Cavani (Meunier, m.65) y Neymar.

Goles: 0-1, M.33: Rabiot. 1-1, M.45: Cristiano Ronaldo, de penalti. 2-1, M.83: Cristiano Ronaldo. 3-1, M.86: Marcelo.

Árbitro: Gianluca Rocchi (ITA). Amonestó a Neymar (m.14), Lo Celso (m.25), Isco (m.32), Rabiot (m.64), Nacho (m.78) y Meunier (m.90).

En esas, Marcelo dio el susto cuando cayó al suelo doliéndose de un brazo. Podía haber sido una gran pérdida para el Madrid, pero siguió en el once con aparente normalidad. En la otra banda, Neymar no solo empezaba a mostrar grandes detalles, sino también algo de nervios tanto en las faltas a favor como en contra. El brasileño vio la amarilla en una entrada contra natura a Nacho.

Areola salvó al PSG

El Madrid tuvo una de sus mejores ocasiones en un libre directo para Cristiano. Lo Celso paró con falta a Isco y vio la amarilla. El portugués ajustó el tiro a la escuadra de Areloa, pero la bola se fue por un par de palmos. A renglón seguido, el portero del equipo francés paró con la cara un mano a mano con Cristiano, que recibió un pase de lado a lado de Marcelo de muchos quilates. Era medio gol, pero el guardameta le ganó la partida al astro portugués saliendo a tapar todos los espacios.

Siguiendo ese imprevisible guión, Mbappé arrancó por la izquierda, sirvió un balón al área que dejó pasar Cavani y que Neymar dejó en bandeja a Rabiot para hacer el primer gol. Gran jugada colectiva del PSG, que desarboló a medio Real Madrid. Quedaban 13 minutos para el descanso y la eliminatoria se le podía muy cuesta arriba al equipo de Zidane.

No se rindió el Madrid -porque no lo ha hecho nunca- y trató de reaccionar atacando con todo. El riesgo de contra era evidente, pero no tenía otra. Cristiano probó primero el disparo, después combinaron con peligro Modric y Nacho... La oportunidad de reengancharse a la eliminatoria le vino con un penalti de Lo Celso a Kroos en el que el árbitro Rocchi demostró todo lo riguroso que puede llegar a ser un árbitro. El portugués lo transformó en el gol del empate ajustando mucho al palo su disparo. Sabía que se lo tenía que poner difícil a un Areola que pocos minutos antes le había hecho otro paradón a Benzema.

La segunda parte comenzó con una contra peligrosísima del PSG que acabó con disparo de Mbappé y una buena parada de Keylor Navas. Era la señal de lo que estaba por venir: un partido muy abierto, con poca disciplina defensiva y con alto riesgo de gol en cualquiera de las dos porterías. Los franceses también pidieron una mano de Ramos después de un disparo de Rabiot. La bola le pegó muy arriba y el central tenía el brazo pegado al cuerpo. No era penalti.

Más pitos para Benzema

El protagonismo le llegó rápidamente a Benzema, aunque no por lo positivo. No acertó en una acción y volvió a sufrir los pitos de una gran parte del Bernabéu. El público siempre es soberano. A los pocos minutos, Cristiano lanzaba una falta a la barrera y Bale empezaba a calentar.

Antes que el galés entro Meunier (defensa) por Cavani (delantero centro). Significativo cambio de Emery, aunque hay que reconocerle que ganó mucho colocando como inteior derecho a Alves. Después se fue Benzema con más pitos para dejar su sitio a la otra B de la BBC. Mucho tiene que cambiar la aportación del francés para provocar otra respuesta en su afición.

Poco después el PSG dio un paso adelante gracias, en parte, al empuje de Mbappé. Se tuvieron que multiplicar los blancos para tapar a los franceses. Buen ejemplo de ello fue Sergio Ramos, que taponó un disparo de Kimpembe en los mejores minutos del PSG.

Entró Asensio y el Madrid remontó

Quedando 12 para el final Zidane no quiso que nadie dijera que tiraba la eliminaroria. Metió a Lucas Vázquez y Asensio por Casemiro e Isco. Le salió bien la jugada. Cuatro minutos después, el Madrid le daba la vuelta al marcador con un tanto de Cristiano Ronaldo. Fue fundamental la participación de Asensio en el costado izquierda. Percutió por ese lado dos veces hasta que sirvió un pase que no pudo atajar Areola y que recogió CR7 para marcar. El 2-1 era ya otra cosa. No un buen resultado, pero otra cosa.

Y más lo fue el 3-1, que llegó a falta de cuatro minutos para el final. Fue obra de Marcelo, que tuvo una asociación mágica con Asensio (otra vez Asensio) para marcar un gol que cambiaba totalmente la eliminatoria. Ya no le dolía el brazo al brasileño, que siempre suma mucho en el ataque de los blancos.

Los de Zidane viajarán a París con un resultado muy favorable, aunque ese gol de Rabiot todavía deja muchas opciones a los de Emery, un técnico que puede tener pie y medio fuera de su banquillo si no levanta este punto de partido.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?