Kim Jong-Un llama al a reconciliación de las dos Coreas

El líder Norcoreano ha hecho una llamada para incrementar el cálido clima de la reconciliación con el Sur, creado por los Juegos Olímpicos

South Korean President Moon Jae-in talks with Kim Yo Jong, the sister of North Korea's leader Kim Jong Un, while watching North Korea's Samjiyon Orchestra's performance in Seoul, South Korea, February 11, 2018. Yonhap via REUTERS ATTENTION EDITORS - THIS IMAGE HAS BEEN SUPPLIED BY A THIRD PARTY. SOUTH KOREA OUT. NO COMMERCIAL OR EDITORIAL SALES IN SOUTH KOREA. NO RESALES. NO ARCHIVE. / ()

Kim Jon-un mandó una delegación a Corea del Sur, encabezada por su hermana para mostrar su buena voluntad y sus deseos de recuperar el diálogo con la península surcoreana y ahora insiste en acercar posiciones.

El régimen de pyong Yang está aislado internacionalmente y sometido a duras sanciones por su programa de desarrollo de armas nucleares y las pruebas de bombas y misiles que han provocado un incremento en las tensiones internacionales. Ya no le quedan valedores en el panorama internacional porque Rusia y China que habían sido defensoras en los foros internacionales, también han terminado por sucumbir a la presión internacional de las sanciones.

El nuevo gobierno que hay en Corea del Sur, presidido por un socialista liberal Moon Jae, que ganó las elecciones después de una época oscura en la que la anterior presidenta tuvo que dimitir tras comprobarse los manejos sucios de algunos de sus amigos de asuntos del gobierno y de la corrupción y el nepotismo con el que dirigía el país.

Moon Jae dijo durante la campaña electoral que uno de sus primeros movimientos políticos, sería tender la mano a los vecinos del norte, establecer una vía de diálogo con ellos, que son sus hermanos y sus vecinos. Esa política ha empezado a surtir efecto, y esta semana hemos visto sentados juntos en la ceremonia de apertura de los juegos al vicepresidente de Estados Unidos Mike Pence y a la hermana del dirigente Norcoreano.

Tras ese gesto, Pence dijo al Washingtonpost, que si Corea del Norte quería hablar, Estados unidos estaba dispuesto a hablar.

Y el temor de que Corea del Norte vendiera este acercamiento como una victoria suya, también se ha diluido, porque en un gesto de diplomacia contundente, desde Pyong Yang dicen sentirse muy alagados por la prioridad especial que ha dado Corea del Sur a la presencia del Norte en estos juegos olímpicos de invierno.

Otra cosa haya sido el espectáculo de los atletas norcoreanos que no podían ir solos ni al baño por temor a que desertaran y han estado acompañados en todo momento de miembros de la policía del régimen.

Desde el Norte han dado instrucciones importantes sobre como mejorar el clima para propiciar la reconciliación y el diálogo. Teniendo en cuenta que muchas familias quedaron divididas con la separación de las dos coreas y los intentos previos han terminado en fracaso, quizás ahora ha llegado el momento de normalidad esas relaciones.

El siguiente paso ha sido una invitación oficial del kim Yong-un al Presidente Moon de Corea del Sur para que visita Pyongyang. Si se produjera esa visita, sería la primera reunión entre los líderes de las dos Coreas en más de una década.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?