El PP pide la dimisión de Rivera por las irregularidades detectadas por el Tribunal de Cuentas

  • Ciudadanos ha estado en el foco de las critícas en la Comisión Mixta para las Relaciones con el Tribunal de Cuentas por el rechazo del organismo a avalar sus cuentas y las numerosas irreguladades detectadas en los ejercicios 2014 y 2015.
  • El PP ha pedido la dimisión de Rivera y el resto de partidos le reprochan la caja B.

El presidente del Tribunal de Cuentas, Ramón Álvarez de Miranda García, acompañado por el presidente de la Comisión Mixta para las Relaciones con el Tribunal de Cuentas, Eloy Suárez Lamata, momentos antes de su comparecencia hoy ante dicha comisión para presentar informes de fiscalización de varias comunidades y de los estados contables de partidos políticos en 2014 y 2015, entre otros. / ()

En la Comisión Mixta del Congreso de los Diputados el presidente del Tribunal de Cuentas, Ramón Álvarez de Miranda, ha presentado una decena de ya informes aprobados, entre ellos, el último de fiscalización de partidos políticos con el correspondiente encontronazo entre PP y Ciudadanos, la formación naranja por sus numerosos agujeros contables en los ejercicios 2014 y 2015 y el PP por la caja B opaca al propio tribunal durante años.

El portavoz de Ciudadanos, Saúl Ramírez, virulento en su intervención, ha arremetido contra las cuentas del PP, Podemos y PSOE y ha evitado mencionar algunas de las irregularidades más flagrantes destacadas en los informes, entre ellas, cargar la reforma de la sede electoral al presupuesto de campaña o un millón de euros sin contabilizar en las cuentas de 2015.

Ramírez, en su carga contra el PP, ha destacado que "se sabe más de sus cuentas por la Audiencia Nacional que por los informes contables". Y ha justificado sus irregularidades porque se trataba "de una simple cuestión contable", ya que el tribunal considera que hay que contabilizar unos recursos "cuando se conceden" y no "cuando se ingresan".

Al igual que el PP, la formación naranja ha recibido las críticas unánimes del resto de formaciones. El diputado popular, Juan Bravo, ha pedido la dimisión de Albert Rivera y le ha preguntado si devolverán las subvenciones recibidas como consecuencia del maquillaje de sus cuentas. Han tenido, le recordaba "numerosos errores y omisiones de entradas y salidas, discordancias, omisiones de movimientos de tesorería, saldos y pagos, duplicidades de contabilización...". Y concluía "qué se puede esperar de un partido que no es capaz de gestionar ni su patrimonio. Si no están preparados para gestionar sus cuentas, difícilmente lo están para representar un país".

En su comparecencia, Álvarez de Miranda ha tachado de "incomprensibles" numerosos contratos inexplicables de las formaciones en periodo electoral. ERC y Podemos han pedido mejorar los tiempos de las fiscalizaciónes para los próximos años, ya que los partidos "están en el ojo del huracán y deben dar ejemplo". También han reprochado al organismo su incapacidad para detectar casos de corrupción y el descontrol en la financiación de las fundaciones.

A las críticas se han sumado también el portavoz del PSOE, Antonio Hurtado, y el de ERC, el senador Bernat Picornell, que ha recordado que Ciudadanos decía "tener las manos limpias" y "ahora lo debe demostrar".

Sanidad insostenible

Los informes de fiscalización de cinco comunidades autónomas han puesto de manifiesto un agujero de difícil sostenibilidad en el Sistema Sanitario de Salud. Según el presidente del Tribunal, Ramón Álvarez de Miranda, todo apunta a que la fiscalización del sector público nacional prevista para 2018 irá en esa línea. "Un problema efectivo" del que hay necesidades crecientes y con recursos insuficientes. "En general, su crecimiento ha sido superior al del PIB autonomico dando lugar a una situación financieramente insostenible a largo plazo".

Álvarez de Miranda considera que la financiación autonómica puede ser parte del problema y ha subrayado el caso de Murcia con un déficit sanitario de 1.656 millones de euros; o Extremadura, con importantes deficiencias en materia de contración de personal sanitario.

El diputado de En Comú Podem, Joan Mena, ha destacado la "falta de control del gasto farmaceútico", especialmente en el caso de La Rioja, relacionado sobre todo con los conciertos sanitarios, "una peurta abierta a la opacidad y episodios de corrupcion", cuyas tarifas deberían de fijarse incluyendo el precio de los medicamentos, "cosa que no se hace" ha puntualizado. Ante la petición del gasto farmaceútico, Álvares de Miranda ha apuntado la posibilidad de realizar uno específico global parar comparar el gasto de medicamentos por comunidades autónomas.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?