La oposición propone limitar las prórrogas de enmiendas para desatascar el Congreso

Según ha sabido la SER, varios grupos propondrán un acuerdo político para evitar la demora indefinida en la tramitación de leyes de la oposición, bloqueadas por PP y Ciudadanos en la Mesa del Congreso. La presidenta de la Cámara Baja, Ana Pastor, reúne hoy a los portavoces parlamentarios para intentar agilizar la actividad legislativa

El presidente del Ejecutivo, Mariano Rajoy (de espaldas-d), durante su intervención hoy en la sesión de control al Gobierno en el Congreso de los Diputados. / ()

La presidenta del Congreso, Ana Pastor, se reúne hoy con los grupos parlamentarios para intentar desbloquear el tapón legislativo que mantiene paralizadas cerca de cuarenta leyes de la oposición, por la prórroga sistemática en el plazo de enmiendas, una maniobra dilatoria que la oposición reprocha a PP y Ciudadanos. Según ha sabido la SER, varios grupos van a plantear un acuerdo político para limitar el número y plazo de prórrogas en un intento de acabar con la parálisis, una estrategia en la que coinciden PSOE, Unidos Podemos, ERC, el PNV y el grupo Mixto. El reglamento del Congreso no establece un plazo máximo de enmiendas ni tampoco requisitos para justificar la petición de prórroga de modo que, sobre el papel, el retraso podría ser infinito.

Las portavoces de PSOE, Margarita Robles y de Unidos Podemos, Irene Montero, confían en que la reunión permita encontrar una salida a una situación que ven insostenible y de la que acusan a PP y Ciudadanos.  Para Robles, lo más grave es que se impide aprobar medidas que afectan a los ciudadanos más vulnerables y pone como ejemplo la iniciativa legislativa popular sobre renta mínima impulsada por los sindicatos, que lleva casi un año paralizada. Para Irene Montero, la prioridad de desbloqueo de su grupo pasa por la iniciativa para subir el salario mínimo interprofesional a 800 euros mensuales este año y a 950 en 2020. "Se aprobó su tramitación en el pleno del Congreso en diciembre de 2016", denuncia.

 El portavoz del Grupo Vasco, Aitor Esteban, reitera una queja que ha planteado en numerosas ocasiones en los últimos meses, incluyendo un escrito de protesta ante la Mesa del Congreso. "Estamos ante un Parlamento paralizado y eso es incumplir el mandato democrático de las urnas", señala en declaraciones a la SER. "La única salida posible es acordar entre todos un plazo máximo para la prórroga del plazo de enmiendas, pongamos dos meses, pasados los cuales la iniciativa en cuestión tenga que proseguir su tramitación y salir del limbo actual". Sólo el PNV tiene cinco proposiciones de ley congeladas, a pesar de que una mayoría parlamentaria aprobó su tramitación en el pleno del Congreso. Entre ellas figura la reforma de la Ley Mordaza, la de Secretos Oficiales o la supresión de la prisión permanente revisable.

Joan Baldoví, de Compromís, lleva la cuenta de las prórrogas que acumula desde hace un año su reforma del Estatuto de la Comunidad Valenciana: "cuarenta y ocho prórrogas de enmiendas desde noviembre de 2016". "O hacemos algo con urgencia o estamos estafando a los ciudadanos", afirma con rotundidad. "Es una estafa que lo que una mayoría parlamentaria aprueba en la sede de la soberanía popular, luego resquicios reglamentarios o una mayoría que no es representativa de PP y Ciudadanos en la Mesa impidan que se acabe tramitando, eso es filibusterismo político". "Que con mayorías cambiantes no se haya podido cambiar ni una coma de las decisiones que adoptó el PP cuando tenía mayoría absoluta me produce una sensación de absoluta esterilidad y de auténtico teatro", lamenta.

El bloqueo penaliza doblemente a los grupos pequeños que, por reparto tienen un cupo muy reducido de iniciativas parlamentarias. En opinión de Joan Tardá, de ERC, eso supone un agravio comparativo para las minorías y un ataque a la pluralidad parlamentaria. "Entiendo y es legítimo que una mayoría impida la aprobación de la iniciativa de una minoría, pero es absolutamente perverso que se impida incluso que los grupos parlamentarios puedan defender y debatir sus propuestas políticas". Entre las iniciativas de ERC congeladas desde marzo del año pasado figura la reforma de la limitación de la Justicia Universal.

Para limitar el plazo de enmiendas, fórmula que apoyan PSOE, Unidos Podemos, ERC, PNV y Mixto, sería preciso en cualquier caso un acuerdo político al que Ciudadanos no parece que vaya a sumarse. Su secretario general en el Congreso, Miguel Gutiérrez, no ve tal bloqueo y sostiene que "hay muchas iniciativas legales en marcha y presentar enmiendas precisa más tiempo que antes", al tiempo que ha negado que tenga un acuerdo con el PP para frenar proposiciones de ley cuyo contenido no les gusta. El PP dejaba claro esta semana que seguirá haciendo todo lo posible para mantener a flote su legado legislativo.

RE

 

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?