¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Berlusconi en el país de las maravillas

El exprimer ministro hace promesas sorprendentes en campaña electoral

El exprimer ministro italiano Silvio Berlusconi. / ()

Silvio Berlusconi no es candidato en las elecciones generales del próximo 4 de marzo porque está inhabilitado por fraude fiscal. Sin embargo, según sus propias palabras dirige la coalición de su partido, Forza Italia, con la derechista Liga Norte y la post fascista Fratelli d’Italia. A sus 81 años, tras cumplir condena en arresto domiciliario y meses después de superar una operación a corazón abierto, el excavalliere mantiene una actividad electoral diaria inaudita. Acaba de presentar ‘su’ programa de gobierno, que ejecutará la coalición si gana los comicios, y anoche volvió a firmar ante los televidentes de la RAI un compromiso de cumplimiento como hizo antes de ganar las generales en el 2001.

El exprimer ministro ha prometido que rebajará la tasa desempleo del 11% actual al 8. Ha anunciado menos impuestos con una reforma fiscal radical, la introducción de la Flat Tax al estilo ruso de Putin. Ello permitirá -ha afirmado- elevar las pensiones mínimas de 500 a 1.000 euros. Y a 1.500 si es posible, ha añadido. Fijará una renta de ‘maternidad’, también de 1.000, y otra de ‘dignidad’ para los 15 millones de pobres que no obtienen los ingresos necesarios para vivir en Italia. En los últimos días dijo también que aplicaría una amnistía fiscal y otra urbanística limitadas. Berlusconi, en su día condenado a 4 años por fraude fiscal y a 3 años por corrupción política si bien no llegó a pisar nunca una prisión, ha advertido de su tolerancia cero con los evasores, con los defraudadores al erario público y con quienes actúan de forma mafiosa.

El mensaje de Berlusconi tiene un fuerte impacto en los italianos porque abarca todo el abanico electoral, trabajadores, empresarios, pensionistas, familias, quienes tienes cuentas pendientes con el fisco y quienes han construido al margen de la legalidad. Sus propuestas podrían parecer poco creíbles. Pero los electores no olvidan que durante su mandato cumplió su palabra de fijar en 500 euros las pensiones mínimas de dos millones de jubilados, decretó una amnistía fiscal y permitió la regularización de millares de edificaciones ilegales. De momento, no ha hecho referencia a la remodelación de miles de escuelas de enseñanza básica en condiciones precarias. Sus estudiantes, claro, no tienen edad todavía para votar.

Cuatro leyes electorales en discusión en 12 años 

Las últimas encuestas de intención de voto otorgan a la coalición derechista prácticamente mayoría absoluta con la nueva ley electoral de sistema mixto Rosatellum. Esta ha sustituido la del 2015 italicum tras el fracaso de la reintroducción del Mattarellum, con la que se pretendía derogar definitivamente la Porcellum del gobierno de Berlusconi de 2005 y que los italianos rebautizaron como la Porcata. De ‘cerdada’ para garantizar la victoria de la derecha fue calificada esta última por el Partido Democrático (entonces L’Unione) si bien al final terminó ganando la izquierda por un puñado de votos. Hoy, la nueva ley Rosatellum del gobierno del centro izquierda PD parece elaborada para impedir la victoria del Movimiento 5 Estrellas (M5S) según denuncian sus dirigentes. Sin embargo, facilitaría además el regreso de la derecha si las encuestas de intención de voto se confirmarán el 4 de marzo.

-Ganaremos, es seguro -ha afirmado Berlusconi frotándose las manos. Y ha añadido: “ha desaparecido el peligro que representaba la secta de los M5S. Y la izquierda ya está fuera del juego”.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?