¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Se mete dentro de un escáner de control de equipaje para evitar que le roben el bolso

La mujer no soltó el bolso hasta que salió del escáner

Las cámaras captan el momento en el que la mujer accede al escáner.

Este viernes, China celebra su Año Nuevo Lunar. Un año, el 4716 para ellos, que representa la llegada de la primavera, el fin de una etapa y el inicio de otra. Por esa misma razón, se esperan grandes movilizaciones en el país durante toda la semana. De hecho, las autoridades estiman que cerca de 390 millones de personas viajarán durante estos días para celebrar esta fiesta, considerada como la más importante del año en el país.

Debido a tal magnitud de viajeros, las distintas operadoras de transporte tienen que reforzar sus operativos de seguridad con el objetivo de tener todo controlado. Por lo tanto, durante estos días se realizan más cacheos, controles de seguridad e inspecciones rutinarias de lo habitual.

La mujer se metió en el escáner

A pesar de que durante estos últimos días ha visto prácticamente de todo, el equipo de seguridad de la estación de ferrocarril en la ciudad de Dongguan (en China) se quedaba sin palabras después de lo sucedido el pasado 11 de febrero, cuando una mujer decidió meterse en el escáner de control de equipajes junto a su bolso.

En el momento en el que uno de los operarios pidió a los pasajeros que dejaran sus pertenencias sobre el escáner, la mujer decidio dejar su maleta sobre la cinta y seguir adelante con el bolso. Fue entonces cuando el vigilante de seguridad paró a la protagonista de la historia y le recordó que tenía que dejar todas sus pertenencias sobre la cinta, tal y como cuenta la BBC.

Los vigilantes de seguridad distinguieron la silueta de la mujer en la pantalla

Tras el aviso del vigilante de seguridad, la mujer dejó el bolso sobre la cinta. Acto seguido, y en cuando el operario miró hacia otro lado, la protagonista se subió sobre la cinta y se metió dentro del escáner para asegurarse de que nadie robara el dinero que llevaba dentro del bolso.

En cuestión de segundos, los operarios, incrédulos, vieron la silueta de la mujer de rodillas en la pantalla donde se muestran todos los objetos escaneados. A pesar de que la protagonista de la historia salió ilesa del escáner, el personal de la estación ha aconsejado a los pasajeros que no entren en la máquina de rayos X puesto que la radiación emitida por los escáneres puede ser perjudicial.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?