Los vinos tienen corazón... ¡y menisco!

Sergio Sauca, alias 'El Saucacrochos', se ha inventado un curioso método para explorar el vino en base a sus colores

El vino es uno de los ingredientes básicos de Canela Fina, el show de la Cadena SER en el que la gastronomía se mezcla con el humor, y el encargado del descorche es siempre Sergio Sauca, alias El Saucacorchos. Pero es que, además de abrir las botellas, catarlas y comentarlas, en el espectáculo del pasado 27 de febrero en Santiago de Compostela presentó su Wine LightBox, un artilugio capaz de radiografiar el vino y ofrecernos multitud de información cromática.

"Antes hacíamos las fotos con copas normales, pero los fotógrafos nos dijeron que se veían demasiados brillos y acudimos a la Real Fábrica de Cristales de La Granja para que nos dieran una cortada", explicó ante el publicó del Auditorio Abanca.

Sauca analizó varios vinos, pero los dos primeros fueron el Muradella 2012, de la Denominación de Origen Monterrei, y el Penitencia 2014, elaborado por el prestigioso enólogo Raúl Pérez en la Ribeira Sacra.

"La parte interior es el corazón y la parte exterior es el ribete o menisco", explicó Sauca. "Muradella va perdiendo intensidad en el corazón y lo normal es que el ribete, con el tiempo, se vaya poniendo color teja. Luego ese color va a ir invadiencdo el corazón del vino. Es como un bebé y un abuelito".

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?