¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

LA SER ACCEDE LOS 'PAPELES' QUE LOS MOSSOS QUERÍAN QUEMAR

El exministro del Interior Fernández Díaz fue "vigilado" por los Mossos

La 'policía patriótrica' del Govern espió también a la expresidenta del PPC, Sánchez Camacho; a organizaciones civiles contrarias a la independencia y a mandatarios internacionales

Los papeles que los Mossos intentaron destruir el 26 de octubre un día antes de la proclamación de la DUI y de la entrada en vigor del artículo 155 en una incineradora ubicada en el municipio de Sant Adrià de Besos, revelan que la policía autonómica funcionó como una policía patriótica al servicio del Govern. Según consta en los documentos a los que ha tenido acceso la Cadena SER, seis meses antes de la celebración del referéndum del 1 de octubre, los Mossos espiaron y controlaron a políticos del PP, a organizaciones civiles contrarias a la independencia y hasta a mandatarios internacionales.

Según se desprende de las notas y actas que recogen estos documentos el objetivo de la policía patriotica del Govern era obtener información de todos aquellos que estuviesen en contra del proyecto soberanista. Siguieron a políticos del PP como a la que entonces era presidenta del PP en Cataluña, Alicia Sánchez Camacho, a la que colocaron una furgoneta en una plaza de parking frente a su domicilio particular y durante unos meses.

La documentación revela también que los Mossos llegaron a vigilar al que en aquel entonces era ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, el exministro se le controló en los viajes que hacía a Barcelona.

En ambos casos la instrucción la dio el que era consejero de Interior de la Generalitat de Cataluña, Felip Puig Godes. . Puig dió "instrucciones a la seguridad de Sánchez Camacho, a cuatro miembros del Cuerpo de Mossos d`Esquadra, de que informasen de cualquier movimiento de la expresidenta e incorporó en la misma estrategia a Fernández Díaz" señala una de las actas de la Policía Autonómica que recoge el informe redactado por la Policía Nacional que se investiga por la juez Carmen Lamela de la Audiencia Nacional.

Los Mossos no solo investigaron a políticos y a partidos políticos. Hubo seguimientos a "abogados, asociaciones civiles y periodistas entre otros colectivos en Cataluña, que son contrarios al proceso independentista desarrollado por el gobierno de la Generalitat desde sus diferentes consejerias". Entre las asociaciones investigadas está "Españoles de a Pie", "Movimiento Cívico de España y Catalanes" y "Sociedad Civil Catalana-SCC". Y entre los abogados a los que se les hizo un seguimiento especial está Josep María Fuster Fabra, a quien se le vincula con "gente influyente de diferentes partidos políticos como el Partido Popular y Plataforma por Cataluña, así como de entidades vinculadas a la extrema derecha, como pueden ser "La Traca" y "Societat Civil Catalana".

Finalmente una de las actas de las que los Mossos querían destruir informa de "los asistentes politíticos catalanes y españoles a la boda en Marruecos del hijo de una persona de confianza del rey Mohamed VI". La nota informativa está escrita en catalán, carece de fecha y de identificación de emisor y receptor y señala textualmente: "A finales del mes de agosto del 2015 tuvo lugar en Marruecos la boda de una persona de confianza del Rey Mohamed VI. Entre los asistentes había una persona vinculada al entorno del Sr. Jorge Moragas Sánchez, actual Jefe del gabinete del Presidente del gobierno español, Mariano Rajoy, la Sra María José Elices Marcos, vinculada al PSC, consejera del Puerto de Tarragona, exsenadora socialista e implicada en el caso Método 3, el Sr Angel Villafranca, fiscal delegado antidroga en la Audiencia Provincial de Tarragona y el Sr Sebastià Mercadé, con relaciones políticas con CIU, posteriormente con el PSOE y actualmente muy relacionado con el PP, trabaja en Acciona".

Según el acta el que entonces era fiscal antidroga le dijo a la persona de confianza de Moragas "nos habéis enviado por escrito unas directrices muy bestias y politizadas". Según los Mossos las directrices iban encaminadas al "momento en el que el gobierno catalán iniciase cualquier paso con el fin de decretar una DUI, los fiscales estarían legitimados para abrir un proceso contra los miembros del gobierno y habrían de pedir el ingreso provisional en prisión". Las medidas continua la nota "irían dirigidas al actual presidente de la Generalitat, Oriol Junqueras, al Sr Antoni Baños, al Sr Rául Romeva y a los Consejeros del Gobierno de la Generalitat".

La persona cercana a Moragas respondió que el PP quería volver a ganar las elecciones generales y que la línea de trabajo y el eslogan de cara a los comicios generales que se celebraron en diciembre del 2015 sería que "El PP era el único partido que podía garantizar la unidad territorial en España". La nota señala que detrás de esta estrategia estaba el asesor del PP, Pedro Arriola.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?