El Barcelona ya piensa en el Chelsea tras superar a un Málaga crítico

Los goles de Suárez y Coutinho sirven para dar tres puntos más a los de Valverde, que levantaron el pie del acelerador en la segunda parte

Coutinho, Suárez y Dembelé celebran el gol del uruguayo / ()

El Barcelona no echó de menos a Messi ni Iniesta y cumplió sin ninguna dificultad ante el colista Málaga (0-2) gracias a los goles de Suárez y Coutinho. Partido controlado en todo momento por el Barcelona, en el que destacó Dembelé, muy activo contra un Málaga que jugó con diez 60 minutos por la expulsión de Samu García.

ficha técnica

0.- Málaga CF: Roberto; Rosales, Luis Hernández, Ignasi Miquel, Ricca; Samu, Lacen, Iturra, ' + Char(39) + 'Chory' + Char(39) + ' Castro (Lestienne, m. 60); Rolan (Succes, m. 77) y En-Nesyri (Ideye, 77).

2.- FC Barcelona: Ter Stegen; Sergi Roberto (André Gomes, m. 73), Umtiti, Piqué, Jordi Alba (Digne, m. 76); Rakitic, Busquets, Paulinho, Coutinho; Dembelé (Aleix Vidal, m. 84) y Luis Suárez.

Goles: 0-1, M. 14: Luis Suárez. 0-2, M. 28: Coutinho.

Arbitro: Martínez Munuera (Colegio Valenciano). Mostró tarjeta amarilla al malaguista Iturra (m. 48), y roja a Samu García (m. 29), y al futbolista del Barcelona Luis Suárez (m. 83).

El Barcelona empezó sin prisa, pero tampoco la pausa entraba en sus planes. Así, en el minuto 13 de partido tendría la primera ocasión del partido en las botas de Luis Suárez que tendría por respuesta una sensacional manopla de Roberto, el mejor de los suyos. Sin embargo, solo un minuto más tarde, Suárez se tomaría la revancha rematando a gol un centro teledirigido de Jordi Alba, su séptima asistencia en liga, dato que deja en evidencia la insustituible aportación ofensiva del de Hospitalet. Con respecto al uruguayo... a este Suárez no vale con pararle una, le tienes que matar siete veces para tener esperanzas. Marca cada 108 minutos en liga.

Con un Málaga tocadísimo que llegaba al choque contra el líder a 56 puntos y tras seis derrotas seguidas, el tempranero tanto de Suárez supuso un golpe del que los de José González no se levantarían.

En el 20’ Paulinho confirmaría la facilidad del Barcelona para llegar al área visitante, pero marró su disparo desde dentro del área, directo al lateral de la red. No fallaría siete minutos más tarde Coutinho en la primera conexión de los dos fichajes más caros de la historia del Barcelona. Eslalon individual de Dembelé, que se interna en el área, deja tirado a su marca con un recorte de mucha categoría y la pone rasa y fuerte para que el brasileño demuestre una vez más su calidad con un taconazo que manda el balón al fondo de la red.

La desesperación del Málaga, que va mucho más allá de este partido, se plasmó en una terrorífica entrada de Samu García al tobillo de Jordi Alba, que obligaría a Martínez Munuera a dejar en inferioridad a los boquerones en el minuto 29.

Sorprendentemente, tras la expulsión llegaron los mejores minutos de los de José González, que respondieron a un buen disparo de Rakitic que no acabó dentro por centímetros con dos ocasiones claras de gol. Primero En Nesyri definía mal de cabeza cuando tenía todo para acortar distancias y luego Lacen desde la frontal se llenaba de balón. La Ley de Murphy se está cebando este año con el Málaga, está claro que cuando algo le puede salir mal a este bloque, le sale peor.

Roberto volvería a demostrar antes del descanso que no estaba dispuesto a encajar una goleada con otro paradón, en este caso a Coutinho.

Roberto ataja un balón ante la presencia de Coutinho / JON NAZCA (REUTERS)

Los primeros cinco minutos de la segunda parte, que dejaban el dato de 89% de posesión del Barcelona, fueron claro ejemplo de lo que iba a ser el segundo acto: un Barça conformista, con la mente en el Chelsea. Dembelé, no obstante, no entendió o no quiso entender el mensaje y no soltó el pie del acelerador: en el 47 estuvo a punto de marcar con una volea y unos minutos más tarde regaló un gol a Umtiti, que no aprovechó el ‘23’. El veinteañero, que aún no sabemos si es zurdo o diestro, jugó su mejor partido como blaugrana el día que menos presión tuvo, evidencia de que uno de los factores más importantes para pulir este diamante, será el factor emocional. Olvidar los factores económicos y no exigir a un chico de veinte años lo que se exige a otros, parece fundamental para el buen futuro del francés.

A falta de cinco minutos para el final, Suárez vio la quinta amarilla por una entrada a destiempo a Miquel que le impedirá jugar contra el Athletic el domingo que viene.

En definitiva, otra más para el Barcelona y otra más para el Málaga, su séptima derrota consecutiva que les pone a once puntos de la permanencia. Los culés, que mantienen su liderato impugnable, no hicieron sangre en una segunda parte en la que la cabeza ya estaba en el Camp Nou, donde el miércoles espera una noche grande que dará acceso a Chelsea o Barcelona a cuartos de la Champions.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?