Últimas noticias Hemeroteca

Angela Merkel, canciller de Alemania para un cuarto mandato

La canciller decidió concluir el juramento, como ya ha hecho en anteriores ocasiones, con la frase “que Dios me ayude”

“Que Dios me ayude”. Con estas palabras, Angela Merkel se ha convertido por cuarta vez en canciller de Alemania, poniendo fin a un periodo de inestabilidad de seis meses inédito en la política germana. Merkel se ha alzado con la confianza del Parlamento por una estrecha mayoría: 364 diputados, de los 709 con los que cuenta el Parlamento, han depositado su confianza en la canciller. En la votación secreta, recibió 35 votos menos que los 399 escaños que suma la alianza de gobierno entre conservadores y socialdemócratas.

Después de la elección, el presidente de la República, Frank Walter Steinmeier, ha procedido a su designación como canciller, y a continuación, ha regresado al Bundestag, a prestar juramento ante el presidente del Bundestag, el que fuera su mano derecha durante décadas, Wolfgang Schäuble.

Merkel, con la mano en la Constitución, ha utilizado la fórmula prevista en el artículo 56 de la Ley Fundamental, según la cual ha jurado usar toda su fuerza “en el bienestar del pueblo alemán”, para “aumentar sus beneficios” y evitarle “cualquier daño”. Se ha comprometido también a respetar y defender la Ley Fundamental y las leyes de la república federal alemana, así como a ejercer sus funciones “en conciencia” y a practicar la justicia. La canciller decidió concluir el juramento, como ya ha hecho en anteriores ocasiones, con la frase “que Dios me ayude”.

Desde la tribuna de invitados, el marido de la canciller, Joaquim Sauer, ha seguido muy atento el acto, al ser la primera vez que acude a una sesión de investidura de su esposa. Tampoco ha faltado la madre de Merkel, Herlind Kasner, quien en cambio, ya ha acompañado a su hija en ceremonias anteriores.

El partido de ultraderecha Alternativa para Alemania (AfD), convertido ahora en el principal grupo de la oposición, ya se ha hecho notar. Uno de sus diputados ha roto el secreto del voto, ha fotografiado su papeleta en contra de Merkel y la ha publicado en redes sociales. El Bundestag le ha sancionado a pagar mil euros de multa por romper el reglamento de la cámara.

El largo protocolo concluye esta tarde, cuando se reúna el Gabinete con los 15 ministros que forman parte de este nuevo gobierno de coalición entre conservadores y socialdemócratas: 6 procedentes de la Unión Cristiano Demócrata (CDU) de Merkel, 6 del Partido Socialdemócrata Alemán (SPD) y 3 de los bávaros de la Unión Demócrata Cristiana (CSU). La fórmula de ‘Gran Coalición’ es la tercera vez que rige los destinos de Alemania bajo la batuta de Merkel.

La canciller no quiere perder ni un minuto, y este viernes viajará a París para reunirse por la tarde con el presidente francés, Emmanuel Macron. Cumple así la tradición de los cancilleres alemanes de elegir Francia como destino de su primer viaje al extranjero tras ser investidos. Europa juega un papel prioritario en el contrato de gobierno que desarrollará en los próximos años, y Merkel quiere abordar con Macron sus propuestas para la eurozona, la política migratoria y de defensa de la Unión Europea de cara a la cumbre que tendrá lugar a finales de mes.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?