¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Los difíciles equilibrios de Ciudadanos sobre la prisión permanente revisable

En menos de dos años la formación de Albert Rivera ha pasado de pedir la derogación inmediata de esta figura penal a exigir que se mantenga en vigor

Albert Rivera, presidente de Ciudadanos / ()

Aunque la dirección de Ciudadanos se empeña en repetir una y otra vez que su formación no ha cambiado de discurso en torno a la prisión permanente revisable, sólo hay que echar la vista atrás para darse cuenta de que, cuanto menos, ha habido una evolución de la postura defendida por el partido de Albert Rivera sobre una de las medidas penales más polémicas de los últimos años en España. 

Discurría el mes de febrero de 2016 cuando el presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, y el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, firmaron el pacto con el que el segundo aspiraba a ser presidente del Gobierno. En el punto dos del apartado nueve de este documento se dice literlamente: "Derogación inmediata de la prisión permanente revisable incluída hoy en el Código Penal".

Sin embargo, lo que hoy pide el partido de Albert Rivera no tiene nada que ver con lo que firmó con los socialistas. Es más, está en las antípodas porque actualmente la formación naranja no sólo quiere que se mantenga la prisión permanente revisable, sino que además propone endurecerla a través de modificar los requisitos para acceder al tercer grado de determinados delincuentes que luego, dicen en Ciudadanos, reinciden al disfrutarlo. 

Pero volvamos a los comienzos de 2016. En abril, Ciudadanos dió su voto a favor de una propuesta de Esquerra Republicana que pedía derogar la medida en cuestión. Entonces se dijo que "la dureza de la medida no prevenía los delitos ni servía para mejorar la seguridad ciudadana real y efectiva".

Y de ese voto pidiendo su derogación, llegamos a octubre de 2017. El PNV plantea una iniciativa para eliminar la prisión permanente revisable. Ciudadanos pasa de apoyarla a abstenerse en la votación. La diputada Patricia Reyes defendió entonces en el Congreso de los Diputados que "lo que realmente hicieron ustedes, utilizando un eufemismo, es introducir lo que en otros países se reconoce abiertamente como cadena perpetua".

El cambio total de postura se produciría a comienzos de este año 2018 cuando Ciudadanos presentó una enmienda para tratrar de frenar la petición del PNV de derogar la prisión permanente revisable. Y no sólo pide que se mantenga activa, sino que además solicita lo anteriormente escrito: que se endurezca el acceso al tercer grado.

El último matiz lo ponía hace unos días sobre la mesa Albert Rivera cuando decía que su partido no quiere "derogar en caliente", sino que hay que esperar a lo que diga el Tribunal Constitucional. Hacía referencia Rivera al recurso que interpuso en su día el PSOE contra la prisión permanente revisable actualmente en vigor. 

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?