Últimas noticias Hemeroteca

Dos vigilantes de seguridad de San Mamés heridos por los ultras del Olympique

Hay tres aficionados del Marsella detenidos por su participación en los incidentes que se han producido en el interior del estadio de San Mamés. Los heridos están estables

Los ultras del Olympique de Lyon / ()

Dos vigilantes de seguridad de San Mamés han resultado heridos -uno en el cuello y otro en la mano- al ser agredidos con arma blanca por hinchas del Olympique de Marsella, equipo que esta tarde ha enfrendado al Athletic Club en la vuelta de la octavos de final de la Liga Europa.

La agresión, según ha informado el departamento de Seguridad del Gobierno Vasco, ha tenido lugar junto a la entrada a San Mamés a las 19.15 horas, un cuarto de hora después de iniciarse el partido.

Uno de los vigilantes, vecino de Burgos y de 57 años de edad, ha sufrido una herida en el cuello, producida por un objeto punzante, y en un primer momento ha recibido asistencia sanitaria en el mismo estadio aunque posteriormente ha sido trasladado al hospital de Basurto. "Se le ha suturado la herida y está estable y pendiente de realizar otras pruebas", indica el parte del centro sanitario, en el que también se ha atendido a otro vigilante, vecino de Barkaldo, que presentaba una herida inciso contusa en la mano". Su pronóstico es leve.

La Ertzaintza ha detenido a tres aficionados del Olympique de Marsella que han participado en las agresiones.

Navajas confiscadas

La Ertzaintza intervino este mediodía navajas y otros objetos a hinchas del Olympique de Marsella que se desplazaron este jueves en autobuses a Bilbao para asistir al partido ante el Althletic Club en el estadio de San Mamés, según informaron fuentes de la Policía vasca.

La Ertzantza había adoptado medidas especiales para este partido, considerado de alto riesgo, tras los incidentes que se produjeron el 22 de febrero en las inmediaciones del estadio de fútbol con el enfrentamiento de ultras del Athletic y del Spartak de Moscú

Ataques con bengalas

Los aficionados del Marsella también utilizaron bengalas dentro del estadio para atacar a la afición local. Desde una de las gradas superiores, los hinchas dejaron caer bengalas encendidas. Los aficionados compartieron el comportamiento de los ultras en las redes sociales. 

Ya iniciado el encuentro, mediada la primera parte, se ha producido una pequeña carga de la Ertzaintza en esa zona visitante, acordonada completamente por agentes de seguridad privada, que ha reducido el espacio ocupado por los alrededor de 800 aficionados galos.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?