Cuando la edad es una barrera

La Plataforma Cívica contra la discriminación por la edad ha pedido en el Congreso de los Diputados el cese inmediato de todas las medidas legales y administrativas que impiden a los españoles, por razones de edad, acceder a determinadas ayudas, servicios o empleos

La Plataforma cívica frente al Congreso /

En España se anuncia y se practica abiertamente la discriminación por edad en el ámbito laboral. A nadie le sorprende leer un anuncio de empleo en el que el empresario avisa que la oferta sólo está dirigida a menores de 30 años, por ejemplo. Es una práctica a la que nos hemos acostumbrado a pesar de que la Constitución española no lo permite, explica Juan Antonio Herrero, presidente de la plataforma cívica contra la discriminación por edad. “Si en un anuncio de trabajo se pidieran empleados blancos, con el argumento de que dan mejor imagen a la empresa, nadie dudaría de que se trata de una discriminación y se actuaría en consecuencia. Sin embargo, si por la misma razón se discrimina a alguien por los años que tiene aquí no pasa nada”. Contra este tipo de situaciones está luchando esta plataforma que denuncia expresamente lo que pasa ya no en el ámbito privado sino sobre todo en la administración pública.

Juan Herrero sigue contando que hay ofertas de empleo público solo para “jóvenes”, y pone el ejemplo de una banda de música de una diputación provincial a la que sólo pueden acceder los menores de 36 años. “Nos preguntamos qué tiene de especial una banda de música para que todos sus componentes tengan que ser jóvenes ¿Acaso suena la música diferente? Con tan caprichosa política de discriminación se cierra las puertas de una actividad laboral de carácter artístico a partir de una edad tan temprana como los 35 o 36 años”. Este tipo de discriminación que se ejerce desde la administración pública no sólo afecta al ámbito laboral, señala Herrero, también al de la vivienda, las adopciones o la educación. Con la entrega, en el Congreso, de una carta en la que recogen todas sus peticiones esta Plataforma cívica inicia una campaña para acabar con las barreras que la propia administración impone, por razón de edad, a los ciudadanos.

Las reivindicaciones de la “campaña contra la discriminación por edad”

  1.  Eliminación y prohibición de la discriminación por edad para oposiciones y demás acceso al empleo público y privado, así como para el mantenimiento del empleo.
  2. Derogación inmediata de todas las medidas legislativas y administrativas que discriminan por edad en el ámbito laboral, sanitario, de vivienda, concesión de créditos bancarios, adopciones y demás áreas.
  3.  Eliminación de la jubilación forzosa por edad, manteniéndose la voluntaria según determine la legislación. La jubilación forzosa sólo se podrá aplicar mediante pruebas individualizadas de aptitud o competencia.
  4.  La concesión de créditos bancarios y demás operaciones financieras no podrán ser vinculados a la edad.
  5.  Prohibición de requerir fecha de nacimiento y/o foto u otro medio visual de presentación en el currículum o solicitudes de empleo.
  6.  Prohibición de la discriminación por edad en el sistema sanitario.
  7.  Prohibición de todo tipo de discriminación o trato diferencial por edad en el acceso a la vivienda, alojamiento en establecimientos hoteleros, y en el acceso al sistema educativo. Todo trato diferencial debe tener como base exclusivamente la solidaridad para con quienes sufren carencias económicas o laborales, o que sufren discapacidades, sin tener en cuenta su edad.
  8.  Puesto que la realidad se construye y solidifica en gran parte mediante el uso del lenguaje, se hace un llamamiento a los medios de comunicación para que demuestren sensibilidad en el uso del lenguaje para referirse a las personas de edad, evitando el uso, casi siempre innecesario, de términos como “anciano”, que conllevan una valoración subjetiva y tienen un efecto marginador.
Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?