¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

El Hubble descubre la estrella más lejana

Utilizando el telescopio espacial más grande, un equipo internacional, con participación de España, ha detectado la estrella más distante observada hasta ahora. Existió cuando el universo tenía una tercera parte de su edad actual.

Cúmulo de galaxias detrás del que se ha encontrado la estrella más distante de la Tierra. /

“Icarus” está situada a 14.400 millones de años-luz de la Tierra y se ha convertido en la estrella más lejana detectada por un telescopio diseñado por el ser humano.

Y su descubrimiento ha sido fortuito, porque, en abril del año 2016, un grupo de astrónomos realizaban observaciones con el Hubble para detectar la aparición de la explosión de una supernova, cuando una inesperada fuente de luz se iluminó en la misma galaxia.

Se trataba de la estrella más distante jamás observada y los científicos le pusieron el nombre de “Icarus”. “A través del análisis y de la comparación de los datos captados previamente por el Hubble, hemos determinado que esta nueva fuente de luz es una estrella”, ha explicado a la cadena SER José María Diego, que trabaja en el Instituto de Física de Cantabria, centro mixto del CSIC y la Universidad de Cantabria, que ha participado en este descubrimiento.

Las conclusiones de este hallazgo se publican en varios artículos de la revista "Nature Astronomy" y "The Astrophysical Journal".

Gigante

 Gracias a las observaciones realizadas por el telescopio Hubble, los astrónomos han concluido que se trata de una estrella gigante. Este tipo de astros son muy luminosos y de color azul. Su superficie tiene una temperatura entre los 11.000 y los 14.000 °C, es decir, son dos veces más calientes que nuestro Sol.

Hasta octubre de 2016, los científicos no lograron obtener una segunda imagen de la estrella, porque su luz a sido desviada durante mucho tiempo por otro objeto masivo (otra estrella o quizás un agujero negro), localizado exactamente entre nosotros e Icaro y que, por lo tanto, nos ocultaba esta estrella.

Sólo cuando "Icarus" se desplazó ligeramente respecto al objeto masivo que la ocultaba se hizo visible de nuevo.

 Lente gravitacional

 

Y también el método para descubrir esta estrella ha sido curioso. Ha sido posible gracias a un cúmulo de galaxias (que tienen una masa 1.000 veces la del Sol), que amplifica la luz que se produce en objetos que están muy alejados y alineados justo detrás de él. Es decir, funciona como una especie de lente.

En este sentido, "Icarus" también permite a los investigadores estudiar las estrellas de neutrones y los agujeros negros, que de otro modo son prácticamente invisibles, y estimar cuántos de estos objetos existen dentro de los cúmulos de galaxias, algo que hasta la fecha es toda una incógnita.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?