Últimas noticias Hemeroteca

La nieta de Marie Curie: "Estoy muy preocupada por una posible guerra nuclear"

Helene Langevin-Joliot también es física nuclear, como su abuela, y sigue su lucha para conseguir un mundo sin bombas atómicas, porque “son un gran error”, según advierte en una entrevista que ha concedido a la Cadena SER.

La nieta de la científica Marie Curie posa bajo un panel de la exposición "Mujeres Nobel" dedicado a su abuela y que puede verse en el Museo Nacional de Ciencias Naturales, en Madrid. /

Hélène Langevin-Joliot tiene 90 años y es una eminente científica, como su abuela Marie Curie, en el campo de la energía nuclear. Ha venido a Madrid para dar una conferencia sobre sus padres, que también recibieron sendos premios Nobel por, entre otros motivos, luchar contra las bombas atómicas. Por eso, lo tiene claro en una entrevista que ha mantenido con la Cadena SER. “La energía nuclear sólo tendría que usarse con fines pacíficos” –asegura la nieta de la descubridora del radio.

Con la llegada al poder en Estados Unidos de Donald Trump y la reciente reelección de Vladimir Putin en Rusia, Hélène Langevin-Joliot se muestra “muy preocupada” por el posible uso de las bombas atómicas y afirma que “decir que las bombas atómicas son una defensa de cada país, es un gran error”.

Su abuela, Marie Curie, se refirió a ella en la felicitación de Navidad que envió a su hija y su yerno en 1927: "Pienso en vuestra pequeña Hélène y hago votos por su felicidad. Es tan emocionante ver crecer al ser que lo espera todo de nosotros, con una confianza sin límites y que cree, certeramente, que podéis interponeros entre él y el dolor “.

Defensa de la mujer

Y de su famosa abuela ha heredado sin duda su espíritu de lucha a favor de los derechos de la mujer, pero sin excluir a los hombres: “Creo firmemente en la unión de mujeres y hombres para luchar contra el patriarcado que afecta a muchos aspectos de la sociedad actual. Creo que es el modo de crecer, en lo que yo llamo la lucha por el progreso”.

Además, esta física que ha dirigido el máximo organismo francés de energía nuclear también aboga por las mujeres científicas: “Hay que reivindicar mucho más, porque una mujer joven que hoy ingresa en la investigación se encuentra proyectada en un sistema mucho más difícil que la generación anterior. Aún así debe ser necesario que las mujeres jóvenes no tengan que elegir entre tener una vida familiar o dedicarse a la investigación”.

No a los recortes

Hélène Langevin-Joliot pertenece a la familia con más premios Nobel de la historia: cinco. Tres obtuvieron sus abuelos Marie y Pierre, por el descubrimiento del radio. Y otros dos sus padres: su madre, Irene, por el descubrimiento de la radiactividad artificial y su padre, diplomático de profesión, un nobel de la Paz.

Por esa razón, también se muestra partidaria del progreso en favor de toda la humanidad y critica, con dureza, los recortes en el campo de la ciencia: “creo que hay menos dinero para la investigación y también hay menos dinero para la salud, por ejemplo. Y no ponemos suficiente esfuerzo para prepararnos para el futuro”- y concluye-, “tenemos que ser capaces de poner las fuerzas donde se necesita para el interés general. Es lo que hay que hacer".

Sin duda un buen consejo.

 

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?