¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

La adorable reacción de una perra tras conocer al hijo de sus dueños

El chihuahua había mostrado una actitud protectora hacia su dueña durante el embarazo

El momento en el que el chihuahua conoce al niño de la familia. / YouTube

Desde que descubriera el embarazo de su dueña, y que había una nueva vida en su interior, la chihuahua Quica protegió a la futura madre y no permitía que nadie se acercara a ella. De hecho, no dejaba ni que el padre le tocara el vientre a su mujer, tal y como explica la protagonista al Daily Mail.

Cada vez que lo hacía, la perra se abalanzaba sobre él para que quitara su mano de la tripa de su dueña. Algo que hacía con cada persona que intentaba acercarse a la mujer: "Cada vez que mi esposo intentaba frotar mi barriga, Quica reaccionaba instintivamente y le ladraba a mi marido".

La reacción de la chihuahua

Por esa misma razón, Yvonne Walsh decidió grabar el momento en el que Quica viera por primera vez a su hijo. El pasado 12 de marzo, tras nueve meses de embarazo, Walsh dio a luz a Nicholas. Cuatro días más tarde, y con la familia al completo en casa, la madre cogió la cámara e inmortalizó el momento en el que la perra conoció a su nuevo amigo.

Cuando vio por primera vez a Nicholas, la perra comenzó a agitar su cola de forma efusiva. A continuación, cuando el padre Eddie Walsh bajó a su hijo a la altura del animal, este se tumbó boca arriba, sometiéndose al recién nacido. Según la madre, la perra ha mostrado un "notable instinto maternal" desde que conociera al nuevo integrante de la familia y no se ha separado de él.

Quica vigila cada movimiento de su nuevo amigo

Según la madre, la perra ha asumido la responsabilidad de cuidar a Nicholas: "A Quica le gusta vigilar la cuna de Nicholas y nos alerta cuando hace un sonido o chilla. Es muy amable con él y sabe que no debe tocarle. Simplemente se somete en su presencia".

La familia tiene un segundo chihuahua llamado José, el hermano de Quica. Sin embargo, este perro es más cauteloso con el bebé: "Todavía está confundido sobre quién es Nicholas pero, increíblemente, es igual de cauteloso que Quica con Nicholas y es consciente de que no puede tocarlo". Por lo tanto, los dos perros se han convertido en los guardianes del retoño.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?