Últimas noticias Hemeroteca

Un fallo de iOS 11.3 anula las pantallas de iPhone 8 cambiadas en centros no oficiales

Las pantallas dejan de funcionar tras llevar a cabo la última actualización

El fallo que inutiliza la pantalla del iPhone 8. /

El año pasado, el medio especializado 9toMac detectaba que el Touch ID de iPhone dejaba de funcionar, tras instalar la última versión del sistema operativo, en todos aquellos terminales que habían cambiado su pantalla a través de un centro de reparaciones no oficial. Apenas un año más tarde, el fallo se repite con las pantallas del iPhone 8.

Según ha dado a conocer Vice, aquellos usuarios que han reemplazado sus pantallas en un sitio no oficial y que han instalado la última versión del sistema operativo han dejado de poder utilizar sus teléfonos móviles. Todo ello debido a un microchip, tal y como cuenta el medio, que se ha actualizado con la última versión del sistema operativo. 

La actualización de un microchip inutiliza la pantalla

Cada vez que un centro de reparaciones no oficial cambia una pantalla también tiene que actualizar el microchip. De lo contrario, iOS rechazará todas las entradas táctiles del dispositivo, inutilizando el teléfono. Sin embargo, con esta última actualización de sistema operativo, Apple también ha renovado el microchip, inutilizando así todas aquellas pantallas que tenían la versión anterior del chip.

En concreto, ha actualizado el digitalizador de la pantalla, la capa que detecta dónde están los dedos. Por lo tanto, todas aquellas personas que hayan instalado iOS 11.3 en sus teléfonos móviles y hayan cambiado su pantalla en centros no oficiales, no pueden usar el dispositivo ya que el iPhone es incapaz en qué partes de la pantalla presiona el usuario.

Se desconoce si Apple solucionará el error

Por el momento se desconoce si Apple solucionará este problema. Según Vice, algunos talleres de reparación de terceros han asegurado que no reemplazarán ningún dispositivo ya que, bajo su punto de vista, no es su error. Sin embargo, los usuarios no pueden volver a una versión anterior, lo que está imposibilitando que puedan volver a usar su teléfono móvil.

En declaraciones a Vice, el director ejecutivo de Injured Gadgets Aakshay Kripalani asegura que los clientes están molestos y que parece que Apple ha llevado a cabo esta actualización para evitar que los clientes realicen reparaciones en talleres no oficiales. Sin embargo, todo apunta a que se trata de un bug, por lo que podría lanzar una nueva versión para arreglar este fallo.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?