Últimas noticias Hemeroteca

A prisión la directora de una residencia por comprar un Jaguar con dinero de un anciano

El Tribunal Supremo ha confirmado tres años de cárcel para la exdirectora de una residencia de ancianos de Torrevieja que utilizó su puesto para vender bienes de uno de los octogenarios internos, usando el beneficio para comprarse un coche de lujo

La mujer tendrá que devolver más de 90.000 euros a los herederos /

Pablo Anselmo ingresó a sus 78 años en una residencia de Torrevieja para que cuidasen de él, y poco después se encontró con que su dinero se había esfumado y que la directora de la residencia se había comprado un Jaguar con él. Ahora el Tribunal Supremo ha confirmado una condena de tres años de cárcel para la mujer que se quedó con su dinero, que tendrá que entrar en prisión para cumplir condena. 

La sentencia del Tribunal Supremo confirma una anterior de la Audiencia Provincial de Alicante que declaró probado que la entonces directora de la residencia "Los Jardines de Clara" aprovechó en 2003 que había sido autorizada para disponer de sus bienes para vender varios terrenos que el hombre tenía en Madrid y Alicante.

Un total de 90.060,73 euros que, entre otras cosas, invirtió en comprarse un Jaguar y que ahora tendrá que devolver a los herederos de su víctima, fallecida para cuando los tribunales españoles han dictado sentencia firme. Condenada por un delito continuado de apropiación indebida, el Supremo le impone tres años de cárcel, multa de 1.800 euros y cuatro años de inhabilitación para trabajar en el sector.  

No hubo estafa

La sentencia - que anula la responsabilidad civil subsidiaria de la empresa que gestiona la residencia - confirma su condena y rechaza también aumentar su condena por un delito de estafa, tal y como solicitaban los herederos, ya que "no existió un engaño inicial previo". 

El Supremo explica que, para cuando se celebró el juicio, el anciano ya había fallecido, pero que cuenta con pruebas suficientes para confirmar la condena de la exdirectora de la residencia. "No cabe sino ratificar las conclusiones alcanzadas por el tribunal de instancia, que se basó en pruebas documentales y personales válidamente obtenidas y practicadas, ajustándose el juicio de inferencia realizado a tal fin por el tribunal de instancia a las reglas de la lógica y a los principios de la experiencia y a los parámetros de racionalidad y ponderación exigibles", dice la sentencia. 

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?