¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Liga Santander

Las rotaciones de Valverde no funcionan en Balaídos

El Barça con la mente puesta en la final copera resiste con diez ante el Celta (2-2)

Roncaglia intenta robar un balón a Digne / ()

Messi y Suárez en el banquillo y la columna vertebral del conjunto culé con Piqué, Busquets, Iniesta y Rakitic en la ciudad condal, el Barcelona se presentaba en Balaídos con muchas rotaciones, la mente puesta en la final de la Copa del Rey, que disputará el sábado contra el Sevilla en el Wanda Metropolitano y con el título de liga prácticamente asegurado.

El Celta de Unzúe se jugaba ante el líder la última bala para mantenerse en la pelea por Europa. Los celestes se agarraban a su solidez en Balaídos, donde no pierden desde el 17 de diciembre cuando cayeron 0-1 ante el Villarreal, y a que los azulgranas no ganan en Vigo desde abril de 2015 -dos derrotas en Liga y un empate en la Copa en los últimos tres enfrentamientos- para mantener vivo su sueño europeo.

El Barcelona de la mano de Denis Suárez mostró una gran personalidad en el inicio del encuentro ya que se hizo con el control del balón ante un Celta que acusó la baja en el centro del campo del Tucu Hernández por acumulación de amarillas.El partido no destacaba por el juego desplegado por parte de ningún conjunto pero sí en ocasiones y divertido para el espectador. En apenas dos minutos pudo adelantarse cualquiera. Primero el Barcelona tras un cabezazo de Paulinho a la salida de un córner que repelió la madera y después el Celta con la posterior contra dirigida por Iago Aspas y Pione Sisto en la que el disparo de Brais se fue rozando el palo de la portería culé.

El Barcelona fue de más a menos con un Iago Aspas haciendo mucho daño a la defensa culé con total libertad por detrás de Maxi Gómez, Llegaron entonces los diez minutos claves. Se adelantó el Barcelona sen un error en la salida del balón de la defensa del Celta que Coutinho sirvió para Dembélé y el francés fusiló a Sergio de tiro cruzado logrando su primer gol en liga y adelantando al Barcelona. Poco tardó el Celta en reaccionar, error de André Gomes en el centro del campo, robó Iago Aspas que montó rápido la contra, apertura para Maxi Gómez a banda y Jonny en boca de gol gana la partida a Yerry Mina para igualar el marcador justo antes del descanso.

Tras el paso por vestuarios, la conexión Aspas- Brais comenzaba a carburar y cerca estuvo Jozabed de adelantar al Celta pero su disparo se marchó demasiado cruzado. El conjunto vigués crecía y se hizo dueño en un encuentro que Valverde no veía claro y dio entrada a Messi y Sergi Roberto con media hora por disputarse.

Y cuando mejor estaba el Celta, fue Paulinho quién golpeó. Gran combinación entre Semedo y Dembélé en banda derecha y el balón al corazón del área lo aprovechaba el brasileño para llegar y batir a Sergio con el toque previo de Alcácer. Pero la jugada clave llegaría con la expulsión de Sergi Roberto en el minuto 70 tras una cabalgada de Aspas frente a Ter Stegen que fue parado por el jugador azulgrana siendo el último jugador y dejando al Barcelona con diez.

Con el Barcelona en inferioridad numérica iba a lograr igualar el Celta de Vigo el partido tras un centro lateral de Mor que Aspas aprovecha el error de Ter Stegen para poner el 2-2. En los minutos finales el cuadro vigués buscó la victoria con un Aspas que tuvo en sus botas la victoria para el Celta pero el resultado no se movió  y el Barça continua con su racha de no conocer la derrota en liga y ya piensa en la final de Copa del Rey frente al Sevilla.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?