El FMI mejora las previsiones de España tras la crisis en Cataluña

El Fondo cree que la economía crecerá este año un 2,8%, cuatro décimas más que lo que calculaba en enero, cuando alertaba sobre la “inestabilidad política”

El Fondo Monetario Internacional (FMI) parece dar por superados los efectos de la crisis en Cataluña sobre la economía española, a juzgar por la previsión de crecimiento que recoge en su documento de Perspectivas Económicas Mundiales, hecho público este martes. La institución cree ahora que España crecerá en 2018 un 2,8%, y en 2019 un 2,2%. Son respectivamente cuatro y una décimas más de lo que calculaba hace tan solo tres meses, en enero, cuando aseguraba que el crecimiento de España se resentía por lo que llamaba “incertidumbre política”, en alusión a los efectos de la situación de inestabilidad existente en Cataluña.

Esta vez el documento no contiene ninguna mención sobre la política en España. La actualización de las previsiones españolas es la de mayor alcance de todas las que hace el FMI en esta edición de sus Perspectivas, exceptuando la de Suráfrica. De hecho, en general las previsiones de la institución sobre la marcha de la economía mundial no varían mucho respecto a las cifras de enero: se mantiene sin cambios la expectativa de que el crecimiento planetario alcance el 3,9% en 2018, y repita 3,9% en 2019.

Riesgos a medio plazo

El FMI dice que la situación actual sigue apuntalando el crecimiento global, pero que la situación puede variar en el horizonte de 2020: para entonces, el ritmo de crecimiento de las economías avanzadas, animado ahora por la recuperación, podría caer por debajo de los niveles precrisis “lastrado por unas poblaciones cada vez más envejecidas y una productividad mediocre”. En varias economías en desarrollo también se espera un frenazo en el crecimiento, mientras que el ímpetu de las medidas fiscales adoptadas en Estados Unidos agotará sus efectos pasados un par de años.

El FMI pide aprovechar estos años que todavía quedan de crecimiento acentuado para acometer las reformas “que apuntalen la situación actual y que eleven el horizonte de crecimiento a medio plazo”. Esas medidas incluyen completar el proceso de recuperación económica, implementar los mecanismos de salvaguardia necesarios por si vuelven los malos tiempos e impulsar los mecanismos de cooperación internacional.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?