Esto es lo que pasa cuando envías un bocadillo a la estratosfera y te lo comes

El youtuber Tom Scott considera que es uno de los vídeos más absurdos que ha llevado a cabo

El youtuber se come el pan de ajo que llegó a la estratosfera. / YouTube

El 20 de julio de 1969, Neil Armstrong, Edwin Aldrin y Michael Collins se convertían en los primeros hombres en pisar la superficie lunar. Desde entonces ya han pasado 49 años. Medio siglo en el que hemos descubierto los secretos de nuestro satélite, información relevante sobre resto de planetas que componen el Sistema Solar e incluso de lo que hay más allá de nuestra galaxia.

De hecho, estamos inmersos en una carrera espacial en la que un gran número de compañías trabajan para volver a la superficie lunar e incluso conquistar Marte. Mientras tanto, el youtuber estadounidense Tom Scott ha decidido lanzar un bocadillo a la estratosfera y comérselo para ver qué es lo sucede. Un vídeo descrito por el propio Scott como uno de sus vídeos más absurdos.

De Felix Baumgartner al bocadillo de Tom Scott

Durante estos últimos años hemos sido testigos de humanos llegando a la estratosfera y tirándose desde ella, como es el caso de Felix Baumgartner, de cohetes y satélites que viajan hasta los confines del Sistema Solar para descubrir sus secretos e incluso el Tesla Roadster de Elon Musk, un coche que órbita en torno a Marte.

También hemos sido testigos, gracias a YouTube, de otro tipo de proezas que tienen como objetivo descubrir qué es lo que sucede al lanzar cosas al espacio. El penúltimo experimento es el llevado a cabo por Scott que, junto a su equipo ha lanzado pan de ajo a 35.000 metros de altitud.

"Sabe a frío"

Tras llegar a la conclusión de que enviar pan de ajo a la estratosfera podía ser una buena idea, Scott y su equipo metieron el bocadillo en un globo meteorológico y lo lanzaron rumbo a la segunda capa terrestre. El objetivo real era llevar el pan de ajo hasta el borde del espacio con la ayuda de una lente ojo de pez, una radio GPS y una caja.

Una vez alcanzados los 35.000 metros de altitud, el youtuber decidió que era un buen momento para traer de vuelta el bocadillo. Una vez en sus manos, Scott le metió un bocado a su pan de ajo y descubrió, como es lógico, que estaba congelado: "Sabe a frío". Se estima que la temperatura de la estratosfera es de entre -55 y 0 grados. Por otro lado, también explicó que el pan tenía una textura parecida a uno sacado del congelador y pasado brevemente por el microondas.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?