Dio a luz sola, en un hotel y con tutoriales de YouTube

Tia Freeman se puso de parto en un viaje a Alemania y siguió paso a paso lo que los vídeos de Internet le decían

Tia Freeman dio a luz a su hijo en Turquía /

Tia Freeman dio a luz a Xabier Ata Freeman el pasado 7 de marzo de 2018. Hasta aquí todo normal, salvo porque lo hizo ella sola, en un hotel mientras hacía una escala de su vuelo a Alemania (por turismo) y mediante un tutorial de YouTube. Así lo contaba la propia protagonista en un hilo de Twitter (acompañado de gifs, fotos y emojis) a un amigo.

El embarazo de Tia fue una aventura casi desde el principio. La norteamericana se enteró que iba a ser madre justo dos meses antes de dar a luz, y es que su figura apenas había cambiado con el paso de las semanas y seguía tomando la píldora, razón por la que pensaba que no menstruaba. Sin embargo, dentro de ella tenía a su futuro hijo.

Freeman ya contaba con un billete de avión para viajar a Alemania en marzo y según sus cálculos por esas fechas no salía de cuentas. Su relato comienza ya en el avión, durante un viaje de 14 horas, donde tuvo que comer salmón pese a que ella es "vegetariana". En ese preciso momento le "empezó a doler la barriga", síntomas que achacó a una "intoxicación alimentaria" ya que no estaba acostumbrada a comer pescado.

17 horas en Estambul

Ya en tierra, Freeman tenía que esperar 17 horas en Estambul para coger un nuevo vuelo a Alemania, pero sus dolores seguían aumentando. La mujer sacó fuerzas de donde pudo para llegar al hotel y fue allí donde se dio cuenta que estaba de parto.

Una vez en el hotel, Tia buscó en YouTube qué debía hacer en un parto y siguió uno a uno los pasos que los tutoriales le indicaban. Comenzó a llenar la bañera con agua tibia, se adentró a ella en la posición indicada y mordió una toalla mientras empujaba. Freeman indica en su hilo de Twitter que en "ningún momento" se volvió loca y simplemente hizo "lo que tenía que hacer". 

"Nunca había sentido tanto dolor en mi vida", explicó en la red social pero añadió que todo "pasó rápido". Incluso bromeó: "Déjame decirte que los bebés flotan".

No todo quedó ahí, la estadounidense configuró la carta astral de su hijo mediante una aplicación del horóscopo y siguió los últimos pasos que explicaba YouTube. Tubo que pinzar el cordón umbilical con los cordones de sus zapatillas, los cuales estilizó con agua hervida a través de un hervidor eléctrico. Anteriormente había masajeado su abdomen para posteriormente expulsar la placenta.

Un nuevo viajero en el avión

Al día siguiente, Tia apareció con su bebé en el aeropuerto. Muchos alucinaron al ver el nuevo integrante del vuelo y ella tuvo que explicar lo sucedido. Una vez demostrado que el pequeño era su hijo, Turkish Airlines le trasladó hasta el consulado de Estados Unidos en Estambul, donde le dieron el certificado de nacimiento del niño.

El nombre del bebé fue Xavier Ata Freeman gracias a una conversación que tuvo con una empleada del aeropuerto que le sugirió que le pusiera un nombre turco.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?