Gómez Benítez: "El problema político era secundario: había que evitar más muertes"

José Manuel Gómez Benítez es catedrático en Derecho Penal en la UCM y exvocal del Consejo General del Poder Judicial

Los negociadores del Gobierno con la banda terrorista ETA han jugado un papel fundamental para tratar de acabar con las acciones violentas de la organización, pero fracasaron en todos los intentos. Son muy contadas las manifestaciones públicas de estos delegados del Estado, pero uno de ellos José Manuel Gómez Benítez rompe su silencio en la Cadena SER para reconocer la "extenuante carga emocional que mantuvieron con el único propósito de evitar más asesinatos"

El profesor José Manuel Gómez Benítez (Jaca, 1950) ha querido mostrar su reflexión personal sobre el papel que desempeño en la negociación con ETA en 2006 cuya ruptura se materializó después de casi 500 días sin asesinatos.

"Negociar con quien descarga muchas muertes a sus espaldas supone una gran violencia moral. Ver sus caras de cerca intentar ponerse en su lugar para así poder extraer lo más posible en una negociación sin traspasar las líneas rojas, argumentar frente al lenguaje de la violencia vista de cerca, superar momentos de tensión extrema y amenazas terribles, sin que la negociación se rompiera, estar durante mucho tiempo sin atentados, por tanto, mucho tiempo sin matar, supone tal violencia moral interna que requirió un control emocional externo extenuante.

Conseguimos que estuvieran mucho tiempo sin matar, sin secuestrar y sentamos las bases para su desaparición , pero no pudimos evitar que desde que se rompió la negociación hasta ahora hayan asesinado a once personas más. Once muertes y el dolor de sus familiares que intentamos evitar, pero no pudimos

Si me hubieran preguntado desde el primer minuto por qué acepté negociar con ETA en nombre del gobierno habría contestado sin dudar que para intentar evitar más víctimas y el dolor de sus familiares. Lo que pasa es que los atentados terroristas son además algo que afecta muy dramáticamente a la convivencia en sociedad y, por tanto, algo que junto a la vía policial tiene que intentar ser resuelto desde la política cuyo objeto es precisamente ese, favorecer la convivencia social. Pero este problema político fue para mí secundario, lo fundamental fue intentar evitar más muertes y más dolor. Para mí fue una misión de alto contenido moral además de un servicio al Estado".

José Manuel Gómez Benítez (Jaca, 1950) es catedrático en Derecho Penal en la Universidad Complutense de Madrid y fue vocal del Consejo General del Poder Judicial desde septiembre de 2008 hasta diciembre de 2013.

Intervino junto al expresidente del Partido Socialista de Euskadi (PSE), Jesús Eguiguren, y al ex fiscal general del Estado, Javier Moscoso, como uno de los representantes del Gobierno de Rodríguez Zapatero en las negociaciones con la banda terrorista ETA durante los años 2006 y 2007, que finalizaron en la primavera de 2007 tras 439 días sin muertes

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?