La gran diferencia entre un pulmón sano y el de un fumador

El vídeo de la enfermera muestra cómo trabaja cada uno de los pulmones

Si eres fumador, es bastante probable que en algún momento se te haya pasado por la cabeza eso de dejar el tabaco. Ya sea por querer llevar unos hábitos más saludables o por el ahorro que supone dejar de fumar, muchas han sido las personas que han intentado decir adiós a este hábito. Sin embargo, muchas han sido también las que han fracasado en su intento.

La adicción a la nicotina, que causa en el fumador una sensación placentera y que distrae al consumidor de sensaciones desagradables, impide a muchos cumplir su objetivo. Con el objetivo de animar a la sociedad a que no cesen en su intento de dejar el tabaco, la enfermera estadounidense Amanda Eller ha compartido un vídeo, a través de su cuenta de Facebook, en el que muestra la realidad de lo que puede hacer el tabaco a sus pulmones.

Pulmón sano VS pulmón de un fumador

En este vídeo, la enfermera nacida en Carolina del Norte compara unos pulmones sanos de alguien que no ha fumado en su vida con los de una persona que fumaba un paquete de cigarrillos a diario durante los últimos 20 años. Mientras que los primeros muestran un color rojizo, los del fumador a tiempo completo muestran un poco saludable color negro por culpa del cáncer.

Tras mostrar ambos pulmones, la enfermera somete a los dos a una prueba de respiración. Mientras que el primer pulmón se hincha sin ningún problema, el segundo muestra una elasticidad más reducida y la enfermera reconoce durante el vídeo que le cuesta inflarlo mucho más: "La elasticidad se ha ido. El pulmón se cierra de golpe porque no hay nada que ayude a mantenerlos abiertos. Se desinflan mucho más rápido que unos pulmones sanos".

El pulmón del fumador no retiene el oxígeno de la misma manera

A continuación, Eller conecta los pulmones a una válvula PEEP, que se utiliza para ayudar a abrir las vías respiratorias en pacientes con fibrosis quística, y logra inflar algo más los pulmones. Sin embargo, vuelve a demostrar que la cantidad de aire que es capaz de retener sigue siendo insuficiente. Por lo tanto, el pulmón del fumador tiene dificultad para retener el oxígeno de la misma manera que el sano.

El vídeo se ha viralizado a través de las redes sociales, donde cuenta con más de 15 millones de reproducciones. Un vídeo que ha servido para concienciar a varias personas, quienes han visto en este clip la escusa necesaria para dejar el tabaco de una vez por todas.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?