La contaminación del aire provoca cáncer

Una nueva investigación (esta vez realizada en Los Angeles) demuestra que las emisiones tóxicas que respiran los habitantes de las grandes ciudades producen en ratones la aparición de genes relacionados con tumores.

Atasco de coches en una calle de acceso a Madrid. / ()

Científicos del Centro de Investigación en Nanomedicina de Los Angeles, expusieron, de forma prolongada, a un grupo de ratones al aire que se respira en esta gran ciudad de Estados Unidos. Y este ha sido el resultado: los roedores sufrieron en su cerebro un proceso de inflamación y la aparición de genes relacionados con el cáncer.

 Además, este estudio detectó una sustancia especialmente dañina en el aire: el níquel, y los investigadores creen que puede ser el responsable de estos cambios genéticos que provocan el cáncer.

 Y las conclusiones de esta nueva investigación son muy preocupantes, porque, como advierte Julia Ljubimova, la directora de este Centro de Investigación, en Los Angeles “las personas también están expuestas a la contaminación atmosférica desde hace décadas".

Pruebas

Este informe también ha identificado cómo las partículas contaminantes entran a través de los pulmones en el cuerpo de los ratones y, de ahí, ingresan en su corriente sanguínea, que lleva estos productos tóxicos milimétricos hasta el cerebro.

 Aunque aquí se ha investigado cómo el aire de Los Angeles daña la salud, los responsables de este estudio alertan que este efecto nocivo se puede registrar también en las principales ciudades del mundo.

 Pero, este no es el único estudio científico que relaciona la contaminación atmosférica con el cáncer. Otra investigación epidemiológica, a gran escala, realizada el año pasado por el Instituto de Salud Global de Barcelona (ISGlobal) también vinculó algunos contaminantes del aire con la mortalidad por más de 20 tipos de cáncer, entre ellos, el de riñón, vejiga y colon.

 

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?