¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

El niño 'okupa' del concierto de Foo Fighters que tuvo que desalojar su padre

La banda estadounidense invitó a tocar la batería a un niño de ocho años durante un concierto en Nashville. El chico se vino arriba y Dave Grohl tuvo que pedir al padre que le ayudase a sacarlo del escenario

Grohl ha sabido llevar a su banda a lo más alto del rock internacional /

En los conciertos de Foo Fighters siempre pasan cosas inesperadas, pero lo que tuvo lugar el pasado día 4 en Nashville no suele verse a menudo. Es habitual que las bandas inviten a gente a subir al escenario a bailar, cantar o incluso a tocar. Pequeños gestos con los fans que hacen de los conciertos de los grupos algo especial, pero a veces se te puede ir de las manos.

Eso es lo que sucedió cuando Dave Grohl invitó en Nashville al escenario a un niño de ocho años llamado Little Fonzie. El chico subió con su cazadora de cuero y se sentó a los platos para lo que se suponía iba a ser un breve solo de batería. Pero el chico se creció ante los aplausos del público y siguió y siguió tocando hasta el punto de que el cantante tuvo que pedir al chico que le devolviese su concierto. “Y sigue, y sigue, ¿me puedes devolver mi concierto?”, pidió Grohl entre incómodo y sorprendido ante la negativa del chico a dejar de tocar.

El cantante vio rápidamente que Fonzie no tenía intención de soltar las baquetas a pesar de sus intentos de cortar al chico y tuvo que pedir al padre del chaval que subiese al escenario a desalojarlo. “El concierto tiene que seguir”, bromeó Grohl. “Y dice que también toca la guitarra”, añadió.

El incómodo momento fue solventado con elegancia. Grohl pidió un gran aplauso para el chico y estuvo charlando un rato con él. “Dice que esto es divertido”, comentó el cantante que le invitó a un refresco al niño que se fue ovacionado por todo el pabellón tras sus cinco minutos de fama.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?