¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

No es un avión, es un Opel Astra: 696 km/h o la multa más bestia de la historia

La vía estaba limitada a 60 kilómetros por hora

La multa recorre las redes sociales. /

A día de hoy, el Koenigsegg Agera RS es el coche más rápido del planeta. El superdeportivo sueco entraba en el Libro Guinness de los Récords el pasado mes de noviembre después de alcanzar los 444,6 kilómetros por hora en el desierto alrededor de Pahrump, Nevada (Estados Unidos). Pocos son los vehículos que pueden soñar con esas cifras. Tan solo el Bugatti Veyron Super Sport y otros como el Hennessey Venom F5 se acercado a esos registros inalcanzables para la gran mayoría de deportivos.

Ni tan siquiera los Fórmula 1. El récord histórico de velocidad en esta disciplina es de 378 kilómetros por hora. Todo ello gracias al piloto finlandés Valtteri Bottas, quien alcanzaba esta velocidad punta durante el Gran Premio de Europa de Baku de 2016 con su Williams. Sin embargo, un Opel Astra ha superado los registros de todos estos superdeportivos e incluso de los Fórmula 1.

El Opel Astra más rápido del mundo

Tal y como informa el diario La Province en su edición digital, un conductor belga ha sido multado recientemente por circular a 696 kilómetros por hora en una vía limitada a apenas 50 kilómetros por hora en la ciudad belga de Quiévrain, cerca de la frontera con Francia. Así lo demostraba al menos el radar que, tras aplicar el margen de error, redujo la cifra a 654,24 km/h.

A día de hoy, el Opel Astra más potente se comercializa con un motor que alcanza los 200 CV de potencia. Por lo tanto, se trata de un error de codificación, tal y como aseguraron las autoridades de la provincia de Quiévrain. De hecho, es prácticamente imposible que un vehículo recorriera tal cifra en una vía limitada a apenas 50 kilómetros por hora.

La multa por mayor exceso de velocidad en Europa

Hasta la fecha, un ciudadano de origen suizo tiene el 'honor' de haber recibido la multa por mayor exceso de velocidad en toda Europa. En abril de 2011, el hombre fue cazado a 324 kilómetros por hora en su Bentley Continental GT, rozando la máxima velocidad de su coche, en una vía limitada a 120 kilómetros por hora. Por esa misma razón, el hombre recibió una multa de 1.865 euros y seis meses de prisión.

En definitiva, la multa al ciudadano belga queda en algo anecdótico ya que, por supuesto, el Opel Astra es incapaz una velocidad tan alta como las del resto de superdeportivos. Sin embargo, el surrealismo de la historia ha recorrido todo el mundo a través de las redes sociales, donde un gran número de personas bromea con este Opel Astra de récord.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?