Cinco diputados están pendientes de la inhabilitación

El Tribunal Supremo podría instar la inhabilitación de los cabecillas separatistas que estén en prisión una vez que sea firme el auto de procesamiento dictado por el juez Pablo Llarena

Fachada del Tribunal Supremo. /

El Tribunal Supremo no puede adoptar directamente esta medida pero si es el organismo encargado, a través del juez Llarena, de comunicar a la Mesa del Parlament el procesamiento firme de los acusados que sean en ese momento diputados autonómicos. Ahora mismo cinco de los presos son diputados (Junqueras, Sanchez, Turull, Rull, Romeva).

En esta comunicación, el juez, recordara que el delito de rebelión conlleva la inhabilitación del cargo según el artículo 384 bis del Código Penal que permite inhabilitar (suspender en sus funciones políticas) a un cargo público que se halle en prisión provisional aunque no esté condenado en firme. Todos estos trámites podrían estar solventados antes del verano.

También cabe la opción, de que la mesa del Parlament se niegue a aplicar esta inhabilitación en cuyo caso se enfrentaran a una querella por desobediencia

Diputados afectados

En la cárcel hay cinco diputados autonómicos y otros cuatro que han renunciado a sus cargos. Oriol Junqueras, ex vicepresidente de la Generalitat con Puigdmont; Jordi Sánchez, y los exconsejeros Josep Rull, Josep Turull y Raul Romeva, siguen manteniendo sus escaños mientras que Joaquim Forn, exconsejero de Interior y exjefe de los Mossos d`Esquadra y Carmen Forcadell, expresidenta del Parlament catalán, Jordi Cuixart y Dolors Bassa ya no son diputados.

La aplicación de la medida de inhabilitación cautelar solo es efectiva para los diputados en prisión pero no es aplicable a los diputados que se encuentran fugados de la justicia como Carles Puigdemont o Antonio Comin.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?