Cuando la masculinidad también es una forma de travestismo

Los dos últimos libros de Ángelo Nestore exploran lo violento que es a veces la imposición de una masculinidad que considera como "una ficción heredada"

Ángelo Nestore ganó el premio Hiperión de poesía 2017 el día del aniversario del nacimiento de Holderlin. Y él también es un hijo pródigo al que el padre echó de su casa. La poesía de este italiano (Lecce, 1986) afincado en Málaga está atravesada por una masculinidad dolorosa, una infancia periférica y el deseo de una maternidad en un cuerpo de hombre.

Sus dos últimos libros, Adán o Nada y Actos Impuros, que le valió el premio Hiperión el año pasado, exploran lo violento que es a veces la imposición de una masculinidad que considera como "una ficción heredada" a través de las exigencias a un niño que guarda en sus ojos la tristeza de las muñecas / que jugaron a ser hijas / y que mis padres acabaron regalando.

Su propuesta poética es también una propuesta política de revisión de una masculinidad que, como cualquier identidad, es "sobre todo, un ejercicio teatral o una forma, también, de travestismo" y una invitación política a explorar las posibilidades que tiene jugar con las caretas y poner en duda cualquier identidad.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?