El susto de una familia a punto de ser devorada por unos guepardos

La familia se bajó del vehículo hasta en dos ocasiones para buscar la mejor foto

Imagen de la familia ante el guepardo. /

Ha ocurrido en una reserva situada en Holanda, en el Safari Park Beekse Bergen, durante un safari. Una de las reglas de oro es que se puede circular y realizar la expedición con el vehículo, sin bajarse y manteniendo las ventanillas subidas. Esta familia no solo no cumplió esta norma, sino que estuvo paseando por la zona de los felinos. Con un niño en brazos.

Los animales se percataron de la inusual visita y comenzaron a seguirlos ante la sangre fría de los miembros de la familia que intentaban que retrocedieran haciendo aspavientos con los brazos. Otros visitantes del parque que circulaban detrás grabaron, estupefactos, toda la escena. 

Los cuidadores del parque han explicado que los felinos no estaban especialmente hambrientos porque acababan de comer. "Solo reaccionaron con curiosidad y protegiendo su territorio. Esta gente ha tenido mucha suerte". Los guepardos son los animales más veloces de la Tierra. 

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?