Unos 170.000 niños con necesidades especiales para una atención temprana insuficiente y desigual

  • Comunidades como Canarias ni siquiera tienen regulado este sistema para menores de 6 años de forma gratuita
  • Las familias han recogido más de 80.000 firmas para pedir al Gobierno que incluya estas terapias en la cartera común

Decenas de miles de niños de 0 a 6 años con parálisis cerebral, autismo o espina bífida necesitan una terapia de fisioterapeuta, logopeda u otro profesional de atención temprana en España. Unos tratamientos que, en algunas comunidades, ni siquiera existen dentro de la cartera pública, lo que implica que estos críos estén a merced de la autonomía en la que hayan nacido para recibir una intervención terapéutica gratuita. 

Mapa de la desigualdad

Desde el año 2000 existe un Libro Blanco de la Atención Temprana que refleja los compromisos que deben tener las comunidades para atajar precozmente estos trastornos en el desarrollo pero la desigualdad es enorme. Por ejemplo, en Canarias directamente ni existe el sistema. "En el caso de mi hijo Héctor que ahora tiene 8 años, cuando tenía 2 no conseguía vocalizar bien y al final le detectaron un retraso madurativo del habla", explica José Juan Gavilán, su padre. "Decidimos no esperar más y buscarnos un logopeda privado porque Canarias es el peor caso de toda España. No se ha hecho absolutamente nada por establecer una red de centros públicos".

En otros lugares estos centros son de gestión concertada mayoritariamente. Madrid acumula hasta 3 años de lista de espera porque solo tiene 3.000 plazas públicas en toda la red de centros de la región; menos de las que hay en Murcia a pesar de tener seis veces más habitantes. "Hay determinadas comunidades autónomas que tienen 40 plazas de atención temprana por cada mil habitantes. En Madrid hay solo 7. En Canarias no hay nada" explica Óscar Hernández, portavoz de la Plataforma de Atención Temprana de Madrid.

En Castilla-La Mancha, la Junta acaba de comprometerse a ampliar hasta los 6 años la cobertura pública porque hasta ahora si un niño necesitaba un logopeda o un fisioterapeuta allí, solo podía hacerlo hasta los 3 años.

El Congreso se comprometió en 2017 a que estos cuidados se incluyeran en la cartera pública, pero el Gobierno aún no ha cumplido

Fue en octubre cuando salió adelante una proposición no ley con el voto prácticamente unánime de todos los grupos, incluido el Partido Popular,  que instaba al Gobierno a incluir la atención temprana en la cartera común del Sistema Nacional de Salud. Eso de momento no ha ocurrido y el ministerio de Sanidad no da plazos de cuándo va a ocurrir. Entretanto, los padres o bien afrontan costosas terapias privadas "de hasta 600€ al mes" o renuncian a ellas.

Las familias piden ampliar esta atención a niños mayores de 6 años con necesidades especiales. "Al cumplir 6 años el niño no deja de serlo. Estamos planteando que esa cobertura se extienda" para quien lo necesite "hasta los 18 años", cuenta Gavilán. Al llegar a esa edad "los niños pasan a ser discapacitados y las familias no queremos eso, queremos tener un niño que pueda producir para él mismo". 

Estos padres han recogido más de 80.000 firmas pidiendo blindar este tratamiento y que sea gratuito y universal. Recuerdan que por cada euro que se invierte en atención temprana, se ahorran a largo plazo 18 euros al sistema sanitario.


Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?