Amenazas e insultos contra clientes de un restaurante en EEUU por hablar en español

"Lo menos que podíais hacer es hablar en inglés"

El hombre denuncia que los clientes hablen en castellano. /

Un hombre ha amenazado recientemente a dos clientes habituales de un restaurante de Manhattan, Nueva York, por dirigirse al personal del mismo en castellano. Tal y como ha demostrado un vídeo, que se ha viralizado a través de las redes sociales, el hombre amenazó a la pareja, que hablaba tranquilamente con los empleados en español, con llamar al Servicio de Inmigración y Control de Aduanas de los Estados Unidos (ICE) si no empezaban a hablar en inglés.

En este vídeo, que fue filmado este martes en un restaurante Fresh Kitchen de  Midtown por una joven puertorriqueña, el hombre se dirige a uno de los miembros del personal y le explica que llamará a una oficina de inmigración para que echen a las personas que están hablando en español del país: "Creo que no están documentados, así que mi próxima llamada es a ICE para tener cada uno de ellos expulsado de mi país.  

"Regresad a vuestro país"

En declaraciones a la NBC, la puertorriqueña Emily Serrano ha explicado que tanto ella como su mejor amiga acuden a este establecimiento frecuentemente y que ya conocen a los empleados, con quienes hablan tanto en inglés como en castellano. Sin embargo, aquel día, mientras hablaba con los trabajadores en español, la joven empezó a escuchar los gritos de este hombre, que quería evitar a toda costa que esto fuera así.

Entre otras cosas, el hombre denunció a gritos que los empleados no deberían hablar en español con sus clientes, ya que sentía que le estaban faltando el respeto. Por esa misma razón, llegó incluso a decir a los empleados que regresaran a su país y que no volvieran, tal y como demuestra el vídeo: "Pago por su bienestar, pago porque vivan aquí... lo menos que pueden hacer es hablar en inglés. Cada persona que estoy escuchando está hablando en español... ¡Esto es América!".

"Es la primera vez que sucede"

Tras amenazar a Serrano con llamar al Servicio de Inmigración y Control de Aduanas de los Estados Unidos (ICE) en repetidas ocasiones y de tirar su sándwich y el agua sobre el mostrador diciendo que no quería darle dinero a este tipo de restaurantes, el hombre se retiró del local ante el aplauso de los presentes.

En declaraciones a ABC News, uno de los gerentes del establecimiento, que ha decidido mantenerse en el anonimato, ha explicado que nunca habían visto algo semejante en el local: "Esta es la ciudad de Nueva York, todos son diferentes y todos tienen opiniones diferentes. Incluso hay gente que tan solo tiene odio en su mente".

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?