Catania, la ciudad milenaria orgullosa del compositor de Norma

Las huellas de Vincenzo Bellini son omnipresentes en la segunda urbe de Sicilia

A Catania, ciudad fundada en el siglo VIII antes de Cristo por colonos griegos, no le faltan ilustres residentes, ocupantes e invitados: por sus calles han pasado atenienses, espartanos, romanos, bizantinos, normandos, aragoneses, italianos... la historia ha dejado huella profunda en ella, y ella en la historia: ha hospedado emperadores y ha sido capital de un reino. Pero si hay un vecino al que los locales honran con profusión, ése es Vincenzo Bellini: uno de los compositores más brillantes de todos los tiempos, que nació allí el 3 de noviembre de 1801.

El creador de Norma, además de otras joyas del bel canto como I puritani o La Sonnambula, es homenajeado en el callejero, en los carteles de los negocios y -claro- en los centros dedicados al arte. Así que preparad las botas para pasear por la ciudad siguiendo el rastro de Bellini.

Guía de Catania para los locos por Bellini

Museo Cívico Belliniano

Estatua de Bellini en su ciudad natal / Getty

La Casa en la que nació Bellini hoy un museo que contiene además una pequeña biblioteca con partituras del compositor. Bellini vivió en ese edificio hasta los 17 años, y sus habitaciones ayudan a imaginar al joven músico, niño prodigio, tocando el piano con soltura con cinco años o componiendo su primera obra con menos de diez. Aunque el museo no es muy grande, conserva los instrumentos de la familia Bellini así como numerosas cartas y fotografías. La casa denota el origen humilde del compositor, nieto e hijo de músicos, que gracias a una beca del Conde de San Martino (entonces Gobernador de la provincia de Catania), consistente en 36 onzas de oro, pudo viajar a Nápoles para estudiar en su célebre conservatorio. Según el historiador John Roselli, la beca estipulaba que si tras cuatro años Bellini no volvía a Catania, debía devolver el dinero, pero esta condición le sería perdonada después.

Teatro Massimo Bellini

El Teatro Massimo Bellini en la Piazza Bellini / Getty

Se inauguró en 1890 con la ópera Norma y es una de las piezas más importantes del patrimonio arquitectónico de Catania. Poseedor de una gran acústica, el Teatro Massimo Bellini tiene influencias del estilo Segundo Imperio impuesto por Charles Garnier, arquitecto de la Opera de París. Llamado "Bellini" en honor al compositor y para diferenciarlo del Teatro Massimo de Palermo en Sicilia, es un exponente del llamado barroco siciliano. La herradura tiene 4 niveles de palcos y la cúpula muestra frescos alusivos a las óperas de Bellini. Por su escenario han pasado los mejores cantantes de ópera pero el hito indiscutible fue el 150 aniversario del compositor, en 1951, cuando se presentó en el Teatro Massimo la Norma de Maria Callas, la más famosa Norma del siglo XX.

Plaza Vincenzo Bellini

La plaza Vicenzo Bellini, en la que está el Teatro Massimo Bellini, posee los más agradables cafés de Catania. No son muchos, pero ofrecen una de las mejores vistas de la ciudad en su rincón más tranquilo. No sólo podemos contemplar la bella fachada del teatro, sino también el Palazzo delle Finanze, que en primavera, al estar rodeado de jacarandas moradas, dota a la plaza de un ambiente casi bucólico.

Catedral de Catania

Catedral de Santa Ágata en Catania / Getty

Bellini murió con solo 33 años, el 23 de septiembre de 1835, en Francia. Fue enterrado en el cementerio parisino de Pére Lachaise, donde pocos años después también sería enterrado su amigo Chopin. En 1976, sin embargo, sus restos fueron exhumados y llevados en una urna a Catania, donde miles de personas los acompañaron hasta su tumba definitiva en su ciudad natal. La frase "Ah! non credea mirarti / Sì presto estinto, o fiore" del aria "Ah! non credea mirarti" de La sonnambula está inscrita en la tumba de Bellini en la Catedral de Catania.

El templo está ubicado en la famosa Plaza del Duomo (como se conoce a la Catedral) y es un magnífico ejemplo del barroco italiano. La Catedral está dedicada a Santa Ágata, una joven que, según la doctrina cristiana, sufrió grandes torturas a manos de un cónsul romano y prefirió sacrificar su vida antes que su fe ¿Un cierto parecido a la historia de Norma? En el interior de la Catedral se conservan los restos de esta santa en un lugar cercano a los de Bellini.

Trattoria La Norma

Ingredientes para hacer pasta alla norma / Getty

Un restaurante lleno de encanto (Vía Umberto 256) especializado en pasta al huevo casera y cordero cocinado a la manera tradicional siciliana. Como no podía ser de otra manera, es imprescindible probar el plato de pasta típico de Catania: Pasta alla norma, el homenaje culinario de la ciudad a Bellini y su opera más célebre. Este plato emplea las berenjenas autóctonas y la ricota salada como ingredientes fundamentales.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?