Últimas noticias Hemeroteca

El vestido que muestra cuántas veces tocan a una mujer durante una noche de fiesta

El vestido incorpora unos sensores que detectan en qué partes del cuerpo han sido tocadas

El vídeo muestra cuántas veces son tocadas tres mujeres a lo largo de una noche. / YouTube

La marca internacional de bebidas carbonatadas Schweppes ha llevado a cabo un experimento social, en colaboración con la agencia de publicidad Ogilvy Brazil, para visibilizar el acoso que sufren las mujeres cada vez que salen de fiesta a una discoteca en Brasil.

Para que esto sea posible, la agencia de publicidad ha desarrollado un vestido, conocido como 'Dress for Respect' (El vestido del respeto', en castellano), mediante el que la compañía ha podido cuantificar cuántas veces es tocada cada mujer durante una noche de fiesta.

Un 86% de las mujeres sufren acoso en locales nocturnos en Brasil

Un vestido, compuesto de un gran número de sensores conectados a un ordenador central, que revela cuántas veces ha sido tocada una mujer e incluso la intensidad con la que se ha producido este contacto. Todo ello para verificar los datos revelados por la ONG Think Olga, que determina que hasta un 86% de las brasileñas sufre acoso en los locales nocturnos del país.

Tras confeccionar este vestido, el especialista en desarrollo tecnológico, Nagib Nassif, encargado del desarrollo de 'Dress for Respect', entregó el vestido a tres mujeres distintas (conocidas como Luisa, Tatiana y Juliana) para que lo llevaran puesto en una discoteca de São Paulo. ¿El resultado? En menos de cuatro horas de experimento social, el vestido registró un total de 157 tocamientos.

Hasta 157 veces en menos de cuatro horas

A pesar de que las mujeres mostraron su negativa a ser tocadas, las tres voluntarias fueron tocadas hasta 157 veces tan solo tres horas y 47 minutos. Es decir, cada una de ellas fue tocada cerca de 52 veces en menos de cuatro horas. En total, el estudio determina que las tres mujeres fueron tocadas sin consentimiento un total de 40 veces por hora.

Por otro lado, una cámara que acompañaba a las tres voluntarias capta los momentos en las que cada hombre las agarra, las toca repetidamente e incluso las manosea. Al finalizar el vídeo, las protagonistas recuerdan, entre otras cosas, que la mujer no es "ningún tipo de animal" al que haya que recordar o que se puede hablar con una mujer sin la necesidad de tocarla ni manosearla. Un vídeo para concienciar a la sociedad y que triunfa en las redes sociales, donde cuenta con miles de reproducciones.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?